La Provincia compró 2.200 vacunas contra la meningitis

Son aptas para chicos de 11 años y las distribuyen en centros de salud de la provincia. La inversión total es de $13.241.557.

Con el propósito de prevenir y reforzar la salud de miles de chicos, el Gobierno de San Luis adquirió 2.200 vacunas contra la meningitis y ya las distribuye por distintos centros médicos de todo el territorio. La información fue confirmada por el Ministerio de Salud y apunta a cubrir un vacío que dejó el propio Estado nacional.

La Provincia gestionó y adquirió una nueva partida de dosis contra la meningitis. En esta oportunidad se trata de la vacuna Antimeningocócica Tetravalente Menactra. Es la cuarta inversión que el Estado hizo con recursos genuinos, ya que primero compró 3.000 unidades y luego 2.000 más.

La compra cubre la falta de envíos de este tipo de inoculaciones referidas a la prevención de la meningitis que el gobierno nacional ejerce hacia las provincias desde el mes de agosto, cuando comunicó a los diferentes distritos la cuestionada decisión y que afectó a la franja etaria de los 11 años.

En el mercado nacional no se podían conseguir las vacunas Menveo y ante la gravedad del caso, San Luis asumió la compra de 750 de Menactra y ahora adquirió 2.200 de la Antimeningocócica Tetravalente Menactra, que apunta exclusivamente a proteger a la población de chicos de 11 años.

Las dosis fueron recibidas el miércoles por la Cámara Central de Inmunizaciones y son distribuidas en todo el territorio provincial. En total, la suma de las cuatro compras que realizó el Estado puntano alcanza una inversión de $13.241.557.

Aunque San Luis está protegido con la compra de las vacunas que no mandó Nación, lo que no entiende ninguno de los ministerios de Salud de las provincias radica en que el Estado federal decidió, en 2017, incluir en el calendario nacional la vacuna antimeningocócica para chicos de 11 años. Pero un año después disminuyó notoriamente el envío de las unidades y en agosto definitivamente comunicó que dejaba de mandar las partidas.

LEÉR MÁS  “La noche de los PAP” en La Ribera: una iniciativa que convocó a 86 pacientes

Eso derivó a que los distritos del interior salieran a la compra de las vacunas en laboratorios privados. El Estado sanluiseño consiguió vacunas e hizo la inversión, pero otros gobiernos quedaron a mitad de camino.

“Las dosis que adquirió el Gobierno de San Luis están dirigidas a chicos de 11 años. Ya las recibimos y estamos en plena distribución en vacunatorios y centros de salud de la provincia. Si bien Menactra es una inmunización aprobada por Anmat que podría aplicarse en mayores de 15 meses, nosotros preferimos reservarla para los pequeños de 11 años. Son inmunizaciones que el Estado puntano compró con fondos propios, ya que venimos padeciendo diversos problemas y falta de abastecimiento por parte del Ministerio de Salud de la Nación”, explicó a El Diario el jefe del Programa Epidemiología, Rodrigo Verdugo.

Una complicación heredada

En otro momento de la charla, el bioquímico puntano se refirió a los graves desabastecimientos de vacunas a lo largo de 2018 por parte del Estado nacional y que complicó el panorama de las provincias.

“En 2017 Nación incorporó la vacuna antimeningocócica. Pero al año siguiente dejó de mandarla. No puede ser que incluyan una inmunización en el calendario nacional y al año no la puedan abastecer. Para peor el gobierno nacional nunca comunica con tiempo sus medidas o errores. Empezamos percibir una disminución en los envíos de las vacunas, siempre mandaban menos de las que pedíamos. Si solicitábamos 2.400 nos llegaban 1.400. Así ocurrió con todo el país. Hubo provincias que se desabastecían rápido. Nosotros no tanto porque somos una provincia pequeña y no tuvimos un gran impacto a pesar de las retaceadas partidas que recibíamos. Pero llegó agosto y nos comunicaron que, definitivamente, no tenían las vacunas suficientes y que decidían sacar del calendario a los chicos de 11 años. Solo seguirían con el calendario para los más chicos”, contó Verdugo.

LEÉR MÁS  Hallaron un cadáver en el Centro de Disposición Final

“Nosotros en San Luis nos negamos a eso y el gobierno provincial decidió comprar lo que hubiese en el mercado nacional. Nos comunicamos con el laboratorio productor Glaxo, que fabrica las vacunas para los chicos de 11 años, pero tenían pocas porque no es una vacuna que se venda en farmacias. Al colocarla Nación en el calendario anual pasó a ser gratuita. No se vende, pero ellos dejaron de enviarla. Así fue como San Luis compró todo lo que tenía Glaxo, unas 3.000 dosis. Seguimos insistiendo porque otras provincias reservaron compras, pero luego no las ejecutaron y así nosotros conseguimos 5.000 más”, relató.

“El inconvenientes radica en que se acabaron habrá nuevas partidas recién en febrero. El gobierno nacional prometió que regularizaría la situación, pero igualmente nosotros salimos a buscar otras alternativas. La vacuna Menactra es para mayores de 12 meses y aunque no hay estudios que la validen como refuerzo, sí sabemos que podemos usarla en chicos de 11 años y por eso las compramos para ellos”, subrayó Verdugo.

ED