La Provincia comprará equipamiento médico por unos $18 millones

La inversión será con fondos cobrados a obras sociales cuyos afiliados se atendieron en hospitales y CAPS públicos.

Para renovar sus implementos, descartar aquellos que ya sufren el desgaste propio del uso y el paso del tiempo e incrementar la buena atención a los pacientes, el Gobierno de la Provincia —desde el Ministerio de Salud— atraviesa el tramo final de la compra de equipamientos médicos por un valor de $18.423.054. En esta ocasión, los recursos no saldrán de las arcas sanluiseñas, sino que se trata del dinero que la cartera sanitaria logró recuperar mediante su sistema de autogestión. Ese dinero llegó gracias a las prestaciones que hizo la salud pública a pacientes que poseen obra social y que el Estado, tras los pasos y tiempos que el trámite requiere, logró cobrar. Ahora, con la plata en la mano, reinvertirá en nuevos equipos que será distribuidos en nosocomios de todo el territorio.

La inversión, dividida en dos expedientes de $4.209.246 y otro de $14.213.808, avanza con la etapa final que requieren todas las compras y contrataciones que hace el Estado puntano. El Subprograma de Autogestión de Hospitales Públicos tiene todo listo. No solo la nómina de los insumos y máquinas que precisan los hospitales o Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS), también sus costos. El decreto para la adquisición ya fue firmado por el gobernador Alberto Rodríguez Saá y en menos de un mes los productos llegarán adonde los precisen.

Esto es producto del trabajo de todos los agentes de salud que contribuyen con el sistema de recupero por autogestión», dijo la Ministra de Salud, Silvia Sosa Araujo.

El sistema de autogestión tiene un funcionamiento simple y requiere una labor en equipo. Los hospitales públicos sanluiseños, al igual que los CAPS, tienen sus puertas abiertas para todos aquellos que necesiten atender una dolencia, enfermedad o urgencia. En muchas ocasiones, llegan en busca de atención personas que tienen obra social y que, al ingresar y registrarse, manifiestan poseer ese beneficio. Cuando el paciente declara contar con mutual, tras ser asistido en los nosocomios provinciales, el Ministerio de Salud tiene la potestad de cobrarles a esas mutuales los servicios prestados a ese afiliado. De ese modo, cuando el Estado logra percibir esa suma, la vuelca otra vez a la sanidad pública en obras o inversiones.

LEÉR MÁS  ¨Si no estoy en primera fila, me voy¨

En esta ocasión, tras un relevamiento y análisis que hizo la propia cartera de salud, la compra de equipamiento apuntará a satisfacer lo que los propios médicos, enfermeros, paramédicos y autoridades de los hospitales manifestaron necesitar. Los suministros van desde microscopios, camas para terapia intensiva, unidades de diagnóstico, equipos de ultrasonido, camas ortopédicas, desfibriladores, ecógrafos, material para laboratorios y balanzas, entre otros ítems.

“Estamos muy contentos porque, si bien todos los meses hacemos compras para nutrir a nuestros hospitales y CAPS, en esta ocasión se trata de dos expedientes más grandes, con mayor volumen de materiales. El Estado afrontará la compra no con fondos derivados de Rentas o del Presupuesto, sino que pertenecen al recupero que desarrolla el Ministerio de Salud a través del sistema de autogestión. Nosotros, luego de que la gente que tiene obra social es atendida en nuestros centros de salud, hacemos el cobro de esos servicios a las mutuales. Cumplimos con los trámites de rigor, hacemos todos los pasos requeridos para el cobro y les facturamos lo que corresponde”, explicó el jefe del Subprograma Autogestión de Hospitales Públicos, Javier Rapisarda.

LEÉR MÁS  ¨Si no estoy en primera fila, me voy¨

“Las mutuales pagan atrasadas las facturas, aproximadamente a los sesenta días. Todos los meses entran esos recursos que son reinvertidos por el Gobierno de la Provincia en servicios y bienes de uso. Si bien todos los meses se hacen compras más pequeñas, en esta ocasión se trata de dos inversiones más grandes. Las compras están en proceso de entrega. Las necesidades a atender en los hospitales, el equipamiento a adquirir y su distribución son políticas que fija el Ministerio de Salud”, agregó el funcionario.

El sistema de autogestión sanitaria tiene respaldo en la tarea grupal de todas las partes y la ministra de Salud, Silvia Sosa Araujo, destacó que “esto es producto del trabajo de todos los agentes de salud que contribuyen día a día con el sistema de recupero por autogestión de aquellos pacientes mutualizados que se atienden en la salud pública de la provincia. Desde el Ministerio de Salud seguiremos impulsando y fortaleciendo estas acciones, al igual que el trabajo en equipo para brindar la mejor atención, que es el deseo que siempre nos indica nuestro gobernador Alberto Rodríguez Saá”, expresó a El Diario de la República.

 

Renovar herramientas 

Comentarios