Ponce: «Vamos a descontar las horas no trabajadas»

La empresa de transporte no pagó la totalidad del sueldo de diciembre. Su presidente aseguró que las asambleas que realizan los conductores «están expresamente prohibidas por la normativa».

La ausencia de los subsidios nacionales al transporte se sintió con fuerza en las arcas de Transpuntano. Enero vino con una reducción muy importante en el presupuesto de la empresa, que no pudo lograr conseguir más fondos para mermar sus gastos. Los principales afectados fueron los trabajadores, quienes cobraron —según expresó el secretario general de la UTA (Unión Tranviaria Automotor), Iván Piñeyro— menos del 50 por ciento del sueldo de diciembre. Por eso, iniciaron asambleas en punta de líneas en cuatro tandas de dos horas, lo que provocó la reducción del servicio. Carlos Ponce, presidente de Transpuntano y hermano del intendente de San Luis, Enrique, advirtió que es «un paro encubierto» y amenazó con descontar las horas no trabajadas.

«Tuvimos una reunión cordial con los empleados, pero después decidieron optar por esta metodología de asambleas en cabeceras de línea. Por supuesto, es totalmente injustificado porque son ocho horas de no trabajar y eso significa un paro encubierto. Realizamos la exposición frente al Programa de Relaciones Laborales y ya tomaron conocimiento los gremialistas de la UTA y la empresa», expresó Ponce.

Para el hermano del intendente capitalino, esta medida de fuerza es «como si fuera un paro de ocho horas y eso está expresamente prohibido por la normativa, pero lo utilizan como asambleas. Les pedimos que fueran parte de la solución. Ellos están a derecho, somos respetuosos, pero nosotros también vamos a descontar las horas no trabajadas y más si hay una conciliación de Relaciones Laborales y eso no se cumple».

«Estamos esperando que se defina una reunión conciliatoria para ver cómo solucionamos este tema del pago del resto del 50 por ciento que les debemos a nuestros trabajadores», señaló.

Piñeyro explicó que la empresa no cumplió con el pago de los sueldos, «por ende, los compañeros y el gremio decidieron hacer estas asambleas informativas en punta de línea». Esto comenzó ayer y aseguran que continuará hasta que se cumpla con el pago total de los haberes de diciembre. «La única solución que dieron fue pagar a medida que recaudaran los fondos; pero si no llegan ahora a pagar los sueldos, nada garantiza que lo vayan a hacer el mes que viene y, peor aún, porque la intención de ellos era pagar con la escala vieja, sin respetar el acuerdo vigente de aumento que viene con el pago de diciembre, más un resarcimiento económico de noviembre. Dijeron que no tienen fondos y que la única forma es recaudando día a día», indicó.

LEÉR MÁS  14 provincias reclaman medidas urgentes al Gobierno nacional en materia de salud

Afirmó que el gremio informó la medida en Relaciones Laborales y que los van a citar a una audiencia, pero contó que la empresa hizo una presentación a las 8:30 de ayer donde pedía que el Programa declarase la ilegalidad de las asambleas. «Nunca hablaron del pago de los sueldos, ¿cómo va a declarar la ilegalidad? ¿De qué? Si lo que nos adeudan son los sueldos. La protesta es justa», reafirmó el secretario electo.

Aclaró que lo que están haciendo son «asambleas informativas con reducción de servicio. No es un paro total, hay unidades que salen a la calle». Estimó que aproximadamente la frecuencia de los colectivos se reduce un 40 por ciento en los horarios de 7 a 9; de 12 a 14; de 17 a 19 y de 21 a 23. “Si no recibimos una respuesta de la empresa, vamos a repetir la medida hasta que se pague lo que se debe. Si el conflicto no se soluciona, llevaremos adelante un paro de 24 horas el miércoles 16 de enero”, advirtió. Anoche, el sindicato, junto a un grupo de conductores, se manifestaba en las puertas de la compañía.

LEÉR MÁS  La Municipalidad de San Luis, contra el medio ambiente

Ponce pidió a los trabajadores que sean parte de la solución, no del problema. «Fuimos muy claros en decirles que necesitamos que nos ayuden. En una reunión que mantuvieron con el intendente de la ciudad, solicitamos que nos dieran una mano, que trabajáramos lo más rápido y con el mejor servicio posible para que con esa recaudación diaria fuéramos liquidando en forma profesional el resto de los sueldos adeudados. Pensamos que iban a ser parte de la solución, que comprenderían la situación en la que está la empresa», lamentó Ponce.

«Yo entiendo, es un derecho legal reconocido, la empresa no niega esa deuda, no es nuestro estilo, pero desgraciadamente Transpuntano no está alejado de la generalidad del transporte en otras provincias y de la eliminación de los subsidios por parte del gobierno nacional en el presupuesto 2019», admitió.

Dijo que la falta de dinero para pagar los sueldos completos se debió a que tuvieron que abonar los aguinaldos en diciembre y que de no haberlo hecho hoy estarían «bien». «No es una situación sencilla para la empresa, vamos a hacer todos los reajustes necesarios para optimizar los recursos y seguiremos en la misma metodología. La idea es, en consenso, encontrar una forma para que la empresa siga funcionando y sin desvincular a ningún empleado», afirmó.

Por la reducción de frecuencias de verano, la empresa tiene 52 colectivos circulando, de los cuales el 40 por ciento se ve afectado durante las asambleas, según dijo la UTA.