La Nación sigue sin enviar las vacunas contra la meningitis

La Provincia ya destinó más de 13 millones de pesos para adquirirlas en los laboratorios.

Los envíos de vacunas contra la bacteria del meningococo, que provoca la meningitis, y que la Nación está obligada a mandar cada tres meses a las provincias para cumplir con el plan de vacunación obligatorio, todavía no llegaron a San Luis. Según lo confirmó el jefe del Programa Epidemiología y Bioestadística, Rodrigo Verdugo, “no tenemos noticias porque Nación no comunica y no nos da ninguna seguridad de los envíos. No sabemos ni en qué momento pueden llegar y tampoco qué cantidad de dosis de vacunas faltantes van a mandar”.

Como este problema se generó a mediados del año pasado, la Provincia decidió destinar un presupuesto adicional para hacer la compra directa a los laboratorios y así cumplir con la demanda, pero Verdugo admitió que “nos informaron que todavía no han ingresado las importaciones de vacunas, por lo que tenemos que seguir esperando para poder concretar la compra”. Y adelantó que recién en febrero se podría realizar la adquisición, aunque no pudo determinar una fecha cierta. “Por supuesto que apenas tengamos esa confirmación vamos a realizar esa compra”, agregó. Y recordó que la última vez recibieron de la, ahora degradada, Secretaría de Salud 1.440 dosis, una cantidad insuficiente para cubrir el consumo mensual en San Luis, que es de 2.800, según especificó.

Cada año en enero, abril, julio y octubre se envían los paquetes con las dosis necesarias de cada una de las 20 vacunas que integran el calendario obligatorio. “El problema comenzó en el segundo trimestre del año pasado cuando recibimos menos cantidad contra el meningococo, pero como nos había quedado un stock del año 2017 pudimos cubrir las aplicaciones del primer y segundo trimestre del 2018. En el tercer trimestre (julio) directamente no llegó ninguna dosis y en el cuarto mandaron una cantidad ínfima, lo mismo que ahora, que no alcanzó para cubrir la necesidad del mes y mucho menos si tenemos que sumar a los nuevos chicos que tienen que vacunarse”, explicó el jefe del Programa.

LEÉR MÁS  Para proteger a Aguad, Cambiemos firmó en disidencia el informe sobre el hundimiento del Ara San Juan

Aunque no todas son malas, porque según dijo Verdugo: “La vacuna antimeningocócica tetravalente Menveo permite ser aplicada con retraso, es decir que aquellos niños que necesitan su dosis a los 3 o a los 5 meses de edad, pueden esperar y hacerlo 30 días después. Pero hay otras que no, que solo pueden aplicarse en el momento que se indica para no perder la posibilidad de protección. Por eso manejamos esta alternativa, si se mantiene este retraso en la llegada de las dosis, igual podremos cumplir con el calendario durante el resto del año”.

La población de niños y niñas que deben recibir esta vacuna son los de 3 y 5 meses que luego deben tener un refuerzo a los 15 meses, además de los que tienen 11 años. “Hasta diciembre del año pasado pudimos cumplir con todos los que solicitaron las dosis porque la Provincia hizo la compra correspondiente a los dos laboratorios que las producen. Pero durante este mes sí hemos tenido faltantes porque no tenemos para todos los de 3, 5 y 15 meses que vengan a vacunarse durante febrero. Sí todavía nos queda para los de 11 años. Por eso si Nación no las manda en febrero, apenas el laboratorio español Glaxo genere la importación, en ese mes, haremos la compra correspondiente”.

La última inversión que el Estado provincial debió realizar el año pasado para adquirir esas vacunas fue de 13 millones de pesos, aunque Verdugo aclaró que “ese dinero no está asignado en nuestro presupuesto, sino que se trató de una partida extraordinaria porque ese es un recurso que siempre fue provisto por el gobierno nacional. Por eso no tiene sentido asignar fondos provinciales para hacer frente a ese gasto que es responsabilidad de la Nación. Pero ante la falta de cumplimiento del Estado nacional, de manera extraordinaria el Gobierno de San Luis asigna esta partida presupuestaria para facilitar la adquisición”.

LEÉR MÁS  Las PASO tendrán el efecto de una primera vuelta, según encuestadores

Para Verdugo la única explicación de que no lleguen en tiempo y forma estas vacunas “es por un problema de gestión. No sé exactamente en cuál de los niveles, pero está claro que hay un déficit a la hora de gestionar esas dosis. Porque no son compras directas entre la Nación y los laboratorios, sino que a veces se utilizan intermediarios como la Organización Panamericana de la Salud (OPS)”. Además señaló que “la cantidad de nacimientos en cada provincia se sabe todos los meses y así se pueden estimar las cantidades de vacunas que se deben enviar. Y que no hayan llegado la cantidad necesaria, es simplemente porque no fueron gestionadas a tiempo, nada más”.