Quejas por la aparición de roedores en la plaza Pringles

Los comerciantes señalaron que tuvieron que hacer cerramientos especiales para que las ratas no ingresen a sus locales.

Las ratas son uno de los animales más indeseables para los seres humanos y muchos puntanos que circulan por la plaza Pringles durante la noche, aseguran haberlos visto. En un recorrido que hizo El Diario de La República por la zona, comerciantes y vecinos confirmaron que conviven con los pericotes.

Jorge Peña, encargado de una panadería de las inmediaciones al espacio verde, contó su experiencia: “Muchas de las ratas de la plaza Pringles salen de la Escuela Normal de Niñas y de un galpón que tenemos detrás, que no sabemos a quién pertenece. Cuando llego a las 4 de la mañana, abundan los pericotes en la calle. Los días que llueve es mucho peor. El problema es de hace dos o tres años atrás y todavía no se soluciona”.

La dueña de un quiosco de la zona coincidió con que la aparición de los pericotes se da con frecuencia y agregó que incluso llegó a ver a algunos de día. “Debe ser por las cloacas, que a veces largan un olor muy feo. La gente que viene a comprar se queja”, manifestó.

Peña sumó que hacen desinfecciones de forma constante y que todos los días hacen un cerramiento total como precaución, para no tener problemas dentro del local.

LEÉR MÁS  Inició la capacitación de 400 docentes en programación

“Estas ratas eligen las plazas por las palomas, porque se alimentan de los huevos de las aves y de la basura que hay. La ciudad se expande a zonas de sierras, que en realidad es su hábitat, y ahí surgen los problemas, que se agudizan más por las fuertes lluvias que hay, porque se tapan los desagües y empiezan a brotar”, afirmó Marcos Baseggio, encargado de una compañía de control de plagas.

Luego continuó para ratificar lo que manifestaron los vecinos y comerciantes. “No puedo considerarlo como una plaga, pero sí hemos tenido llamados de la zona. En el último tiempo hicimos una desratización en una propiedad a dos cuadras de la plaza Pringles”.

Los dueños de los locales que tuvieron los desafortunados encuentros, también coincidieron en que no elevaron reclamos al Municipio de la ciudad de San Luis por la situación. “Los basureros están minados de ratas y ni hablar cuando llueve. Entonces ellos ya saben de dónde salen”, señaló el dueño de la panadería.

Baseggio aportó: “He ido a casas particulares a hacer trabajos, porque me parece que la Municipalidad no va más a domicilio como hacía antes”.

La preocupación por la aparición de roedores no es exclusivo del centro de la ciudad, porque también se registraron casos en el sur y el oeste de San Luis, como en los barrios Padre Mujica, San Martín, José Hernández, Las Américas y Jubilados, entre otros.

LEÉR MÁS  Se levantó la medida de fuerza de los choferes de Panaholma

En plaza Independencia

La Pringles no es el único espacio verde donde los roedores parecen moverse a sus anchas cuando cae el sol. Apenas a tres cuadras está la plaza Independencia, que si bien tiene menos quejas de sus vecinos, comparado con la Pringles, también los han visto por las noches.

La encargada de un local de comidas aseguró que las ratas viven en los contenedores de basura ubicados en ese pulmón y que las puede escuchar cuando los abre para depositar la basura. Señaló también que tuvo que hacer un cerramiento especial en su local para que los pequeños animales no ingresen.

Federico Pérez, que trabaja en una inmobiliaria ubicada sobre la plaza, manifestó: “Particularmente yo no vi ninguna, porque trabajamos de corrido y siempre es de día cuando cerramos. Pero no me sorprendería que haya, porque hay muchos problemas de cloacas en esta zona, están haciendo obras en la plaza, que suele provocar el movimiento de los roedores”.

Comentarios