Villa Mercedes: Denunciaron a dos empresas de autos por estafas

Las firmas no les entregaron los vehículos. A dos familias les pagaron con cheques sin fondo.

Las esperanzas de tener un auto se esfumó para al menos tres familias mercedinas. Los vecinos denuncian que las empresas Autofin (Construcciones Internacionales) y Grupo Red o también conocida como Red Agromóviles, oriundas de Córdoba, los estafaron: debían entregarles su vehículo pero no cumplieron con su palabra. Incluso, a dos de los damnificados, Autofín les ofreció pagarles con un cheque pero cuando fueron a cobrarlos, no tenían fondo. Los afectados se animaron a hablar con El Diario de la República y contaron que no fueron los únicos engañados por las compañías.

El calvario de estas familias arrancó entre el 2013 y el 2014, cuando decidieron adquirir un plan en Grupo Red, que por ese entonces, contaba con una oficina en San Luis capital. La firma ofrecía adquirir un vehículo por cuotas bajas y en determinado momento, entregaba los autos y/o camionetas. Los vecinos señalaron que si bien los planes eran fijos, la empresa les ofrecía la posibilidad de abonar “lo que pudieran” quincenalmente.

Todo iba bien para los beneficiarios hasta que llegó el momento de recibir su tan esperado vehículo. De un momento a otro, los cobradores dejaron de ir a cada uno de los hogares y simplemente desaparecieron. La oficina en San Luis, ubicada sobre la calle Junín entre Mitre y Chacabuco, cerró inesperadamente en agosto del 2017 y quedaron desahuciados.

A las pocas semanas les llegó un comunicado de Autofin en el que anunciaban una solución a sus problemas: la empresa se haría cargo de los planes que habían quedado inconclusos.

“A todos nos llegó una carta para avisarnos que desde agosto, ellos (Autofin) se hacían cargo y podíamos seguir con los planes. En mi caso, me ofrecieron cambiar el Fiat Weekend que había pagado con Grupo Red porque el modelo ya no se hacía más, por otro vehículo. Acepté y seguí pagando cuotas por la diferencia. Hasta podía hacer el pago por débito, sin cobradores. Al año siguiente debían entregarme el auto y no lo hicieron. En ese momento me dijeron que era porque Grupo Red había dejado muchas deudas y no podían dármelo. Pero a cambio me ofrecieron un cheque por 640 mil pesos, que era el valor del auto. Tenía fecha para cobrarlo el 10 de enero del 2019, cuando fui al banco, no tenía fondos”, recordó Jorge Casón.

Con Héctor López pasó algo similar. En 2013 comenzó a abonar un plan. Tres años después, cuando llevaba más de 50 mil pesos abonados, decidió cambiar el modelo que había elegido en un principio. Fue entonces cuando cambió la empresa, por lo que para hacer el cambio tuvo que depositar $150.000 más y llegarse hasta Córdoba donde estaba la casa central de la firma. Faltaba muy poco para poder retirar su auto pero su sueños se esfumaron cuando se dio cuenta que eso no iba a ser posible.

López hizo su reclamo en Defensa del Consumidor y, después de varios intentos de audiencias con la empresa, logró que el representante legal de Autofin se presentara en Villa Mercedes. “Fue una lucha porque cuando vino el abogado, dijo que no tenía conocimiento sobre el acuerdo que habíamos hecho con la compañía. Él trabajaba en una de las sucursales que funciona en Santiago del Estero y argumentó que como el pago se había hecho con la sede de Córdoba, no estaban al tanto y que me faltaba dinero para recibir mi camioneta, cuando eso no era así”, exclamó.

Después de una serie de audiencias, los López lograron que la compañía se comprometiera a hacerles un cheque de $550.000, que equivalía a un porcentaje del valor de la camioneta que buscaban adquirir. Al igual que a Casón, tenían fecha para cobrarlo a comienzos de este año, pero el saldo fue el mismo: fueron estafados, y por segunda vez.

Otra de las mercedinas que perdió sus ahorros fue Roxana Insaurralde, pero a diferencia de los vecinos, ella no llegó a tratar con Autofin, ya que Grupo Red se quedó con su dinero antes de cerrar sus puertas. “En el 2014 vi las publicaciones que hacían en la tele y me entusiasmó. Anoté el número, vinieron a casa, nos gustó. Estábamos pagando una camioneta, llegamos a la cuota 18. Eran cuotas de 2 o 4 mil, lo que podíamos. Llegamos a entregar 42 mil pesos, más un bono de 20 mil que te daban. Queríamos retirar la camioneta y seguir pagando pero desaparecieron. Se llevaron todo el dinero y no los vimos nunca más”, lamentó.

Los damnificados no quisieron quedarse quietos. Llevaron sus reclamos a la Justicia pero aseguraron que la ayuda fue “nula”.

“En el juzgado me dijeron que como los contratos se hicieron en Córdoba, debía hacer una presentación en la Justicia de esa provincia o en Santiago del Estero, donde se encuentra la empresa que firmó el cheque sin fondo. Me dejaron solo, nos dejaron solos. Estoy decepcionado porque eran los ahorros de mi familia”, dijo Casas con un nudo en la garganta.

Mariela, pareja de López, decidió contar lo que habían pasado en las redes sociales y de inmediato recibió mensajes de mercedinos que habían pasado por lo mismo. Incluso le llegaron de otras provincias. “Empecé a subir todo a las redes sociales para alentar a la gente que se animara a contar y para sacarle la venda a quienes todavía están pagando esos planes. Estas personas se quedaron con todo lo nuestro, queremos que no haya más gente engañada”, aseguró la mujer.

Desde que se llevaron la desagradable sorpresa, los vecinos se sintieron aún más desilusionados al enterarse de que las oficinas de Autofin en Córdoba, cerraron de la nada entre el 15 y 18 de diciembre último. “Sabían que teníamos que cobrar esos cheques y se escaparon, se fueron con todo”, manifestó Mariela.

Comentarios