San Francisco se convirtió en la capital de los sabores

La zona histórica de la localidad fue el centro de una feria gastronómica que convocó a más de 2.500 personas. La «cuna de los maestros» registra una afluencia turística cada vez mayor.

Una noche despejada, una agradable temperatura, música y aromas sabrosos, fueron los condimentos de la Feria Gastronómica que se realizó el sábado en San Francisco del Monte de Oro, y que reunió a unas 2.500 personas en el casco histórico de la bella ciudad.

La movida en la Banda Sur, como se la conoce a esta zona,  empezó por la tarde, cuando los pequeños emprendedores instalaron sus puestos en los alrededores de la plaza Sarmiento. En total, unos 34 stands dieron vida a este lugar histórico.

A partir de las 21:30 la gente comenzó a acercarse al espacio verde para recorrerlo y disfrutar de una noche distinta, pero cada vez más frecuente en San Francisco. Es que en el Municipio, a través de la Dirección de Turismo y con el apoyo del sector privado de la localidad, este tipo de actividad se realizan casi todas las semanas, desde que se inició la temporada turística, y esperan continuarlas durante todo el año.

Guillermo Lucero, director de Turismo, indicó que la realización de las ferias, se concreta “gracias al trabajo en conjunto entre el municipio y la parte privada”, y agregó que durante lo que resta de febrero harán otras y esperan que perduren en el tiempo, ya que no solamente es un atractivo turístico, sino que es una forma de generar un movimiento económico importante.

El funcionario señaló: “Nos llena de satisfacción la cantidad de gente que se quedó para compartir con nosotros esta noche, a pesar de que en el Departamento hay una actividad muy importante como es la Fiesta del Melón, en Candelaria”.

Hasta la calle Hipólito Irigoyen, uno de los costados de la plaza,  llegó la gente para recorrer los puestos de comida y elegir lo que iban a cenar. Los turistas, principalmente de Buenos Aires, se mezclaban con cordialidad con los lugareños. El aroma de los distintos platos preparados para la ocasión tentaba a grandes y chicos ya que este tipo de encuentro es disfrutado por toda la familia.

LEÉR MÁS  Villa Mercedes: el conductor acusado de matar a una motociclista no declaró

Sabores que encantan

Desde las cocinas improvisadas se ofrecían principalmente choripanes, ya que esta comida, junto con la cerveza artesanal, eran las vedettes de la noche. Pero otros olores tentaban al visitante, como tartas, empanadas fritas y al horno, arepas colombianas, chorizo a la pomarola, entre otros.

De un puesto muy particular, dos chicas con pañuelos vistosos en su cabeza, ofrecían hamburguesas de carne, pero también veganas, realizadas con lentejas, garbanzo y arroz yamaní. Macarena Soutulle, junto a su socia Sol Pittau, son las encargadas del pequeño emprendimiento “Montegormet”.

Soutulle, que es oriunda de Buenos Aires, pero que hace tres años se radicó en San Francisco, comentó: “Nos sorprende la cantidad de gente que se decide por las hamburguesas vegetarianas y se interesan por saber qué es lo que tienen”, además agregó que este tipo de encuentro es fundamental para el crecimiento de los emprendedores locales.

A medida que transcurría la noche, la gente se instalaba cómodamente en el patio de comida preparando mesas y sillas que eran ocupadas por los visitantes, quienes comían y bebían con tranquilidad, mientras de fondo escuchaban la música que sonaba desde el centro de la plaza. Otros recorrían las veredas centrales de la plaza donde los artesanos también exponían y ofrecían sus creaciones.

El otro invitado especial de la feria era la cerveza artesanal. Desde Luján llegó Nicolás Arri con su puesto “Ñanco”. “Siempre hemos participado de estas ferias, desde su primera edición y llegamos con varias cervezas de nuestra producción. Este tipo de evento es súper importante, porque nuclea a un importante número de pequeños emprendedores, porque nos da la posibilidad de trabajar durante la temporada de verano  y  creo que esto perfila a un turismo gastronómico importante dentro de la provincia”.

LEÉR MÁS  Nación no envió ninguna dosis de la vacuna contra la meningitis

Arri junto a su esposa son oriundos de la provincia de Buenos Aires, pero se radicaron hace cinco años en Luján y comenzaron el emprendimiento. “Nos encanta San Luis como provincia en general, pero en particular, Luján, porque es un lugar muy tranquilo”, y con una sonrisa de complicidad dijo: “Es más, me gusta que esté creciendo a full San Francisco y yo poder seguir viviendo tranquilo en Luján”.

Otros de los puestos buscados era el de la cerveza producida en la localidad, que es fabricada en el paraje Río Gómez. Segundo Rocha, uno de los emprendedores,  indicó que es la primera bebida de estas características que se hace en San Francisco y que tiene un toque de sabor de plantas serranas, en especial el poleo. “Hace más de año y medio que venimos trabajando para llevar este producto a la gente”. En referencia a las ferias indicó: “Este tipo de actividad es un gran impulso para los emprendedores, además que se motiva el turismo”.

A medida que las horas pasaban, los turistas se relajaban y disfrutaban, como es el caso de Jorge Ventorso que llegó de Buenos Aires junto a su familia para pasar una semana completa en la localidad. Con dos cervezas en las manos contó que disfruta pasar sus vacaciones en San Francisco. “Todos los años vengo,  y cada vez que llego me sorprendo de cómo ha crecido. Es muy positivo este tipo de actividades para todos. La gente de la localidad es muy cálida y siempre nos hacen sentir bien”.

A la medianoche dio inicio al espectáculo de música y baile. Integrantes del ballet folclórico “Retoños de mi tierra”, fueron los encargados de comenzar con el baile. Le siguió la actuación de dos músicos oriundos de Luján, quienes al ritmo de zambas y chacareras incentivaron al público a  demostrar sus destrezas criollas en una pista improvisada.

Comentarios