Clásico super picante: Estudiantes y Juventud empataron

Igualaron 1 a 1 en “El Coliseo”, con goles de Martín Abraham para la visita y Santiago Rodríguez para el local, en un partido que tuvo de todo: una expulsión, buen juego y algunos incidentes que demoraron el final.

Por la cuarta fecha de la Zona 3 de la Reválida, Estudiantes y Juventud no se sacaron ventaja e igualaron 1 a 1, en un partido picante que tuvo un sinfín de condimentos. Con este resultado, el equipo de Héctor Arzubialde se mantiene en la primera posición del grupo, mientras que el equipo de Pedro Dechat cayó a la tercera posición, pese a sumar.

En el dominio del juego se repartieron 45 minutos para cada uno. La primera mitad fue muy favorable para Juventud, que se paró mejor en la cancha y lastimaba con la velocidad de sus extremos.

LEÉR MÁS  Martín Duplessis amo y señor de la sexta jornada

En el mejor momento del equipo visitante, a los 15’ del primer tiempo, iba a sufrir un contratiempo, por la expulsión de Germán Mayenfish que reemplazaba al suspendido Federico Illanes.

Pese a tener un hombre menos, Juventud se hizo dueño de la pelota y logró la ventaja en una gran jugada de Walter Figueroa, que remató Martín Abraham a los 34’. Con ese resultado se terminó la primera mitad.

Complemento “Verde”

El shampoo que usó Héctor Arzubialde para lavarle la cabeza a sus jugadores en el entretiempo dio rápidos resultados, ya que a los 8’ encontró el empate a través de la zurda de Santiago Rodríguez que capitalizó un rebote del arquero Gonzalo Salgueiro, tras un remate de Brahian Cuello.

El gol potenció a Estudiantes que fue a buscar el desnivel pero se encontró con el arquero uruguayo y con un buen andamiaje defensivo.

LEÉR MÁS  Partido de hockey sobre hielo entre una selección argentina y un equipo de las Islas Malvinas

Cuando parecía que el gol estaba al caer para Estudiantes, un hincha desde la popular comenzó a lanzarle proyectiles a un puñado de dirigentes y allegados de Juventud que llegaron con la delegación, y el partido estuvo suspendido por 10 minutos.

En la recta final, Estudiantes buscó sin ideas y Juventud aguantó con lo que pudo. Todo terminó en pardas.