Para Transpuntano, el boleto no puede costar menos de $25,80

En medio de la tormenta desatada por la quita de los subsidios al transporte, decidida por Nación, el boleto del servicio urbano de pasajeros aún no ha sido actualizado en la ciudad de San Luis. Hoy, ante un nuevo tratamiento en el Concejo Deliberante para definir la tarifa, hay al menos dos actores que acordaron cómo debería ser el ajuste. La Intendencia envió el viernes el proyecto al órgano legislativo para que el pasaje cueste $22 y, ayer, Carlos Ponce (presidente de Transpuntano) apoyó públicamente el incremento en conferencia de prensa, aunque consideró que el precio para poder afrontar los costos es de $25,80.

La intención inicial del presidente de la empresa municipal, y hermano del intendente, era proseguir con la propuesta de $25,80 que ya había sido rechazada por el Concejo. Pero, al parecer, llegó a un acuerdo con su hermano y aceptó que el precio no debe superar los $22, con una segunda suba a partir del 31 de julio, que llevaría la tarifa a $26. Para que a la firma le cierren los números, el Municipio costeará los $3,80 de diferencia, que equivalen a un millón de pasajeros mensuales por un costo de $3.800.000.

“Transpuntano no ha modificado el costo del boleto original; el punto de equilibrio y los costos que hoy necesita, en el primer semestre, son de $25,80 y de $28,70 a partir del 1º de julio. El intendente manifestó que, en función de la situación económica que sufre el país y San Luis, el boleto podría rondar alrededor de los $22, que sería un valor aceptable. Por supuesto, el excedente al punto de equilibrio sería cubierto por un recurso extraordinario que pagaría el Municipio”, explicó.

El presidente de la empresa dijo, además, que esta partida se destinará a aquellos que no cuentan con ningún beneficio, es decir, por fuera de los jubilados, estudiantes o quienes acceden a descuentos nacionales de la tarjeta SUBE. Asimismo, aseguró que buscará un segundo aumento en el año y la continuidad de los boletos estudiantiles y de jubilados.

LEÉR MÁS  Afiliados de Dosep se quejan de plus abusivos

La empresa, a su vez, sigue solicitando dinero por varios frentes, dada la quita de subsidios del Estado nacional. Justamente, ha tocado las puertas de la administración PRO para que le asignen una partida de un fondo especial, destinado a distintos municipios del país. Las conversaciones serían favorables, más aún después de que el intendente capitalino oficializó su relación con Cambiemos, acompañando la fórmula de gobernador que llevará adelante Claudio Poggi.

“En el transcurso de la semana, el Poder Ejecutivo municipal va a recibir la notificación para avanzar con la firma de este nuevo sistema que tiene la Nación, de fondos compensadores”, adelantó. La suma sería de unos $108 millones anuales, un 70% de lo que recibió en subsidios nacionales en 2018.

A ello se le suma el plan preventivo de crisis que la empresa buscará poner en marcha en las próximas semanas, y que, en ese sentido, viajará a Buenos Aires hoy para establecer estrategias ante la mala situación que atraviesa, en conjunto con representantes nacionales y provinciales de la Unión de Tranviarios del Automotor (UTA). Los despidos, remarcó Ponce, estarían fuera de discusión. “El sindicato ha manifestado su total voluntad para lograr un acuerdo y evitar una desvinculación hacia cualquier trabajador de esta empresa”, contestó el presidente de Transpuntanoa, pero no ahondó en cuáles serán las acciones puntuales para mitigar los efectos de la crisis.

Ponce fue acompañado, en la conferencia, por miembros del Consejo del Adulto Mayor y del Consejo de la Juventud de la Municipalidad, en señal de apoyo a la empresa y el boleto gratuito que promueven para ambos sectores. “Hablando con los 130 delegados de los colegios secundarios, llegamos al acuerdo de que se necesita el boleto gratuito”, remarcó Ignacio Fernández, del Consejo de la Juventud. En total, son 10.800 adultos mayores y 24.200 estudiantes los que están inscritos en el boleto gratuito, que son cerca de 100 mil pasajes por mes, en el primer caso, y 600 mil boletos, en el segundo.

 

LEÉR MÁS  Ponce dió explicaciones por inconvenientes en las obras

Panorama difícil en el Concejo

Aunque Ponce se refirió a la tarifa de $22, lo cierto es que la discusión para que ese sea el precio aún debe pasar por el Concejo Deliberante. Y, en primera instancia, las perspectivas no serían buenas para la empresa ya que los concejales del Frente Unidad Justicialista, el bloque mayoritario que cuenta con ocho de las 15 bancas, no aprobarían la propuesta. «No vamos a acompañar ni este valor ni ningún otro, cuando las cosas no están en condiciones. Porque además de no poder acceder a los estados contables, vemos que las unidades no están bien. También queremos saber la nómina de empleados, el destino de los fondos, adónde va la plata», expresó Ayelén Mazzina, integrante del bloque y quien preside la comisión de transporte del órgano.

Quien sí se mostró a favor de, al menos, aumentar el boleto fue la UTA. “Habiendo tomado conocimiento de que una posible solución económica financiera para poder cumplir con sus obligaciones laborales sería un reajuste tarifario, le solicitó formalmente arbitre los medios ante el Honorable Concejo Deliberante de la Ciudad de San Luis a fin de proceder a su pertinente tratamiento”, señala una nota enviada a Carlos Ponce y firmada por Iván Piñeyro, secretario general del sindicato en San Luis.

“Asimismo y en lo que concierne a esta entidad sindical, prestamos total colaboración al solo efecto de garantizar las fuentes de trabajo y el pago en debido tiempo y forma de emolumentos de nuestros afiliados y sus familias”, continúa el escrito, despejando dudas respecto a que se pueda repetir el conflicto que paralizó el servicio por pagos atrasados a principios de año.