Una tragedia aérea en Etiopía siembra dudas sobre un modelo de avión

Un avión de Ethiopian Airlines que volaba de Etiopía a Kenia se estrelló ayer minutos después de despegar y causó la muerte de las 157 personas a bordo, de 35 nacionalidades.

Un avión de Ethiopian Airlines que volaba de Etiopía a Kenia se estrelló ayer minutos después de despegar y causó la muerte de las 157 personas a bordo, de 35 nacionalidades.

El accidente volvió a sembrar dudas sobre la seguridad del Boeing 737 MAX 8, un nuevo modelo que también se estrelló en Indonesia en octubre. En aquella oportunidad, se trató de un avión de la empresa Lion Air.

Después de despegar de Addis Abeba, la capital de Etiopía, con buen tiempo y con clara visibilidad, la aeronave con destino a Nairobi luchó por ascender a una velocidad estable, según los datos de vuelo publicados por FlightRadar24. Luego el piloto envió una llamada de socorro y recibió autorización para regresar al aeropuerto, dijo el presidente ejecutivo de Ethiopian Airlines, Tewolde Gebre Mariam, en una conferencia de prensa.

Pero el avión, el mismo modelo de Boeing que cayó en Indonesia en octubre, matando a las 189 personas a bordo, perdió el contacto con los controladores aéreos seis minutos después del despegue. Luego cayó al suelo cerca de Bishoftu, una ciudad al sureste de la capital.

«Los controles y el mantenimiento de rutina nunca revelaron un problema. Era un avión
nuevo entregado en noviembre de 2018», añadió Gebre Mariam, Ethiopian Airlines tiene una sólida reputación de seguridad entre los expertos en aviación y se encuentra en medio de una gran expansión como parte de su esfuerzo por impulsar los viajes en avión a través de África.

Fuente: Agencias Reuters, AFP y ANSA.