Polémicas decisiones eclesiásticas

Los legisladores nacionales exigieron trato preferencial

En una polémica decisión que quedará para el análisis, la Iglesia Puntana participó en la contienda política provincial. La decisión más polémica tiene que ver con la colocación de bancos para favorecer la ubicación de Claudio Poggi y Adolfo Rodríguez Saá, diferentes a los ya previstos para las autoridades en general, configurando a manera de plateas políticas los lugares para los candidatos y sus colaboradores, con la excusa de que siendo legisladores nacionales tienen lugares preferenciales en relación a las demás autoridades. En un hecho sin precedentes, la procesión de la festividad de Villa de la Quebrada se convirtió hoy en un capitulo mas por la disputa del poder.

Lejos de las históricas celebraciones donde todo el pueblo se unía para participar de la festividad sin distinción de poderes y honores, donde los representantes del pueblo caminaban todos juntos sin banderías políticas detrás del Santo Cristo, Monseñor Martínez impartió nuevas directivas este año a sus acólitos, marcando claramente los diferentes sectores políticos y tratando preferencialmente a los candidatos a gobernador, haciendo notar esta característica en diferentes momentos litúrgicos.

LEÉR MÁS  San Luis vuelve a la Fase 1: rige desde hoy el aislamiento social, preventivo y obligatorio

La explicación esta tal vez en los sucesos de la mañana, acecidos en la festividad de Renca donde los legisladores nacionales Adolfo Rodríguez Saá y Claudio Poggi, no lograron ¨colarse¨ en primera fila de la procesión, y pasando casi desapercibidos para la mayoría de los feligreses.
Si nos remontamos a las anteriores celebraciones, históricamente el Obispo Diocesano ha compartido lugar junto al gobernador de turno y al intendente de la respectiva localidad, más atrás acompañaban las autoridades judiciales y legislativas, así lo marca la tradición de nuestras festividades. Hoy los legisladores nacionales exigieron trato preferencial en la Villa de la Quebrada e hicieron llegar esta queja al Obispo, a través de sus colaboradores con la idea de que no se repita en Villa de la Quebrada.

Así de esta manera tan mundana la iglesia de San Luis, mediante la decisión del obispo, llevada cabo por el cura párroco de la Quebrada, se metió de lleno en la campaña, de cara las elecciones generales a gobernador de la provincia.

LEÉR MÁS  Cuarentena focalizada: el norte provincial con restricciones y el resto de San Luis con distanciamiento social

Sabido es que la Iglesia de San Luis siente simpatía por los candidatos mencionados, por su posición frente al aborto, seguramente han sido razones más que suficientes como para tomar partido en festividades que considera como propias de la iglesia, desconociendo que las mismas han traspasado las barreras de la religión, instalándose como fechas sociales trascendentes de nuestra cultura.