Calle Ciudad del Rosario: reclamo de los vecinos

Desde hace varios meses atrás estamos recibiendo los comentarios de los vecinos de la calle Ciudad del Rosario de nuestra ciudad, expresando la falta de interés del Municipio capitalino por solucionarles los problemas que subsisten desde hace ya dos años aproximadamente en la zona. Uno de ellos es la falta de iluminación y que ante cualquier cambio climático esto se traduce en cortes en el sistema de alumbrado público, desde la calle Sarmiento hasta el Puente Blanco. Y otro de los problemas tiene que ver con una falta de política adecuada en relación al transito en dicha zona, ya que es prácticamente imposible cruzar la calle debido a la velocidad a la que pasan los vehículos.

En la noche se quedan a oscuras.

Desde hace varios meses atrás estamos recibiendo los comentarios de los vecinos de la calle Ciudad del Rosario de nuestra ciudad, expresando la falta de interés del Municipio capitalino por solucionarles los problemas que subsisten desde hace ya dos años aproximadamente en la zona. Uno de ellos es la falta de iluminación y que ante cualquier cambio climático esto se traduce en cortes en el sistema de alumbrado público, desde la calle Sarmiento hasta el Puente Blanco. Y otro de los problemas tiene que ver con una falta de política adecuada en relación al transito en dicha zona, ya que es prácticamente imposible cruzar la calle debido a la velocidad a la que pasan los vehículos.

LEÉR MÁS  San Luis festeja hoy sus 425 años

Nos dicen que a la noche se quedan prácticamente a oscuras, cortándose completamente toda la línea sobre la mencionada calle. A ellos se les suman los vecinos que están ubicados frente a la ex colonia, donde hoy funciona el Ministerio de Desarrollo Social, que también viven la misma problemática, prácticamente desde siempre, nos dice Juan Pablo, cansado ya de expresar sus reclamos.

Nilda otra vecina de la zona, nos dice que ya esta cansada de reclamar sobre una falta de política adecuada en relación al transito en la zona, ya que es prácticamente imposible cruzar la calle por la velocidad que desarrollan los vehículos y que no existe ninguna prohibición o limite de velocidad para los automovilistas; dice que en casi 500 metros no hay ningún cruce peatonal con semáforos, o lomos de burro para posibilitar el cruce de niños y ancianos hacia la parada de ómnibus, o simplemente para cambiar de vereda.