Crecen las consultas para colocar equipos de GNC

Tras los aumentos reiterativos de la nafta, las consultas para colocar equipos de Gas Natural Comprimido (GNC) aumentaron cerca del 20 por ciento, aunque solo la mitad se logran concretar. Así lo aseguraron los dueños de tres talleres mecánicos de la capital puntana, entrevistados por este matutino.

Tras los aumentos reiterativos de la nafta, las consultas para colocar equipos de Gas Natural Comprimido (GNC) aumentaron cerca del 20 por ciento, aunque solo la mitad se logran concretar. Así lo aseguraron los dueños de tres talleres mecánicos de la capital puntana, entrevistados por este matutino.

Rodrigo Marcos, dueño de «Nico Gas», destacó que en promedio un equipo de quinta generación ronda los 30 mil pesos, pero que en más de una ocasión absorben los costos para vender. «La gente no tiene dinero y se las rebusca para poder adquirirlo. De 20 personas que vienen se logran concretar la mitad», dijo Marcos, quien aclaró que ante los aumentos de la nafta conviene tener GNC en el auto.

«La brecha es histórica entre ambos. En el surtidor hoy el litro de premium sale 50 pesos, mientras que el gas comprimido esta en 24,90 el metro cúbico. Hay casi 25 pesos de diferencia, el doble de ahorro», precisó el dueño de «Nico Gas». Además, destacó que últimamente las camionetas Ford Ranger y los transportes de carga buscan economizar con los tubos de GNC.

A la hora de comprar los equipos, Marcos aclaró que los clientes optan por pagar una parte en efectivo y la otra con tarjeta de crédito. «Muchas veces el margen no les da y tratan de ver de qué manera lo pueden solventar. No es fácil, pero saben que a la larga lo terminan amortizando y les conviene», señaló. También manifestó que la situación es compleja y que por el momento se mantienen. «Hoy no vemos ganancia porque los costos de alquiler, impuestos y de la mercadería se lo comen», contó.

El panorama no es muy distinto en «El Cordobés», su dueño Jorge Tamagnone, precisó que los puntanos están interesados en colocar GNC, las consultas se incrementaron, pero solo algunas se logran concretar. «Están preocupados por instalarlos, pero no saben si llegan a pagarlo», explicó Jorge y resaltó que después de la disparada del dólar los valores subieron notablemente. «El incremento fue de 7.000 pesos. Antes un tubo de 40 litros para recorrer 210 kilómetros salía 21 mil pesos, ahora ronda los 35.500. Los de mayor capacidad llegan a los 45 mil pesos, siempre depende del tamaño del vehículo», manifestó.

Sobre la situación de su taller el dueño de «El Cordobés» aclaró que es delicada y que tiene que resignar ganancias. «El trabajo se mantiene. Opté por poner precios fijos sobre los costos de los cilindros y hoy gano lo que sacaba hace tres años atrás. No hago diferencias, pero mantengo las fuentes laborales. Esperamos que se mejore», indicó.

Tamagnone expresó que a diferencia de un taller común, no solo tiene que contar con la habilitación municipal, sino también tener el permiso del Ente Regulador de Gas (Enargas) y un seguro de responsabilidad civil en caso de accidentes. «Sin esos requisitos no podríamos colocar los tubos. Por eso los intereses son elevados y se incrementan», dijo y destacó que todavía conviene tener el auto a gas.

«El que tiene su vehículo a nafta lo mueve lo justo y necesario. Piensan diez veces para sacarlo a la calle. Ahora optan por viajar en transporte público», indicó el dueño.
Según Ricardo Von Euw, encargado de «Zama Ingeniería» el 20 por ciento de las consultas se concretan, pero que al momento de pagarlo se complica. «El plan «Ahora 12» no lo prorrogaron y se les hace cuesta arriba, pero de todas maneras hacen un esfuerzo para obtenerlo «, contó.

Al igual que en los otros dos casos los valores se incrementaron un 60 por ciento. Un equipo de quinta generación esta en 38 mil pesos, con ese tubo se pueden recorrer 200 mil kilómetro. También absorben los costos para poder continuar en el mercado.

Fuente: El Diario de la República.