Explotador sexual alquilaba un departamento para las víctimas

Vivían a pocos metros de su casa. Según aseguró una fuente extraoficial, Fernando Darío Camargo, alias “Pony”, es el hombre que regenteaba una red de trata de mujeres. Cumplía una prisión domiciliaria en la casa de su padre en el barrio Policial Nuevo y en la misma cuadra alquilaba un departamento donde habitaban las mujeres que había captado.

Vivían a pocos metros de su casa. Según aseguró una fuente extraoficial, Fernando Darío Camargo, alias “Pony”, es el hombre que regenteaba una red de trata de mujeres. Cumplía una prisión domiciliaria en la casa de su padre en el barrio Policial Nuevo y en la misma cuadra alquilaba un departamento donde habitaban las mujeres que había captado.

Camargo vive en la calle Concarán 965. Según contó un vecino, quien por temor pidió reservar su identidad, “Pony” le alquilaba un departamento a un tal “Coco”. “Ese hombre tenía muchos problemas en el barrio, por eso se fue a vivir a otro lado y le alquiló la casa al ‘Pony’. De ahí, lo que él hizo con el departamento no sé si el ‘Coco’ lo sabía”, dijo el vecino.

Además, contó que sabía que Camargo andaba en cosas malas pero que hacía tiempo no lo veía. “De un día para el otro no se vio más en el barrio”, señaló. El hombre desconocía que su vecino cumplía una prisión domiciliaria desde 2016 por “tráfico de estupefacientes”. Fue detenido en 2015.

Ellunes, efectivos de Gendarmería Nacional (GNA), por orden del juez federal de San Luis, Juan Esteban Maqueda, irrumpieron en la casa de Camargo y en otros cinco domicilios, tras una investigación que llevaba seis meses, y lograron rescatar a cuatro víctimas que eran explotadas sexualmente por “Pony”.

Los investigadores descubrieron que el hombre captaba a mujeres, en estado de vulnerabilidad, a través de publicidades en las redes sociales. Les ofrecía trabajo y viaje hasta San Luis. Una vez acá, las prostituía.

El fiscal federal de instrucción de San Luis, Cristian Rachid dijo antenoche a El Diario que las víctimas rescatadas están recibiendo asistencia. En cuanto a ellas señaló que “en principio serían todas mayores de edad”. Aún no dio más detalles en cuanto al origen de las mujeres y sus edades.“Digo en principio porque tengo que ver la documentación de cada una con rigor. En esa actividad (trata de personas) se miente mucho en cuanto a la edad. Las obligan a las víctimas a mentir. Por ejemplo, por ahí alguna tiene 16 o 17 años y le hacen decir que tiene más”, dijo.

Enprimer momento Rachid aseguró que una de las víctimas, que fue la que realizó la denuncia, “estaba en una especie de situación de pareja pero bajo explotación sexual con el explotador”. Y que ya no vivía con él cuando decidió denunciarlo.Por otra parte dijo que el resto de los domicilios allanados pertenecían a contactos, vínculos y familiares del explotador sexual. Mientras que en otros domicilios sólo realizaron la verificación de las víctimas.

También señaló que “la investigación aún no está cerrada. Eso quiere decir que podría haber más personas en todos los sentidos; más imputados y más víctimas. Por ahora, eso es todo lo que hay”. Hasta el miércoles el detenido seguía en su domicilio con la prisión domiciliaria que fue concedida por el Tribunal Oral Federal. Rachid dijo que le había pedido al juez federal de primera instancia que le comunique la situación al juez que le concedió el beneficio a Camargo en 2016, para que vea si lo revoca.

Consultado por El Diario, el abogado Pedro Gianello, que asistió a Camargo por la causa de tráfico de estupefacientes, señaló que al imputado le otorgaron la prisión domiciliaria por su salud. “Había tenido un accidente en su juventud a raíz del cual había sufrido una lesión grave en la frente. Y la cárcel no le garantizaba las condiciones sépticas que necesitaba  para que no tuviera una infección. Es más, él necesitaba una operación, por eso solicitamos la posibilidad de que se la otorgaran. Hicimos las interconsultas con los médicos y ellos fueron los que aconsejaron la posibilidad de la prisión domiciliaria”, detalló el letrado.

Agregó que al beneficio lo cumplía en la casa de su padre, en el barrio Policial Nuevo. Allí fue detenido el lunes pasado, por la causa de trata. Y por último dijo que la familia Camargo no lo había contactado, al menos hasta ayer, para que lo defienda en esta oportunidad.

Fuente: El Diario de la República.