¨Si no estoy en primera fila, me voy¨

En la piel de Monseñor

La Iglesia de San Luis vuelve a ocupar un rol que va mas allá de su Atrio, nuevamente vuelve a terciar en una disputa de poder donde no debería estar.
El ultimo capitulo conocido fue la exagerada necesidad de destacar a los candidatos Adolfo Rodríguez Saa y Claudio Poggi en lugares privilegiados, que hasta ahora no eran reservados, sino que simplemente eran ocupados por cualquier mortal (que debieron resignarse a ubicarse detrás de las vallas en aquel momento), porque no querían sentarse al lado de los candidatos rivales o los representantes del ejecutivo.
El ultimo capitulo se desarrollo esta semana cuando a través del Obispado se encargo de cursar invitaciones especiales para que los candidatos de su preferencia y por quienes ya habían modificado su protocolo para que sean claramente visibles, estuvieran presentes nuevamente en el Te Deum del 25 de Mayo, el Te Deum es una celebración de acción de gracias en ocasión de La Revolución de Mayo, solicitada por el pueblo a través de sus representantes y realizada por la Iglesia a pedido de estos. En el ámbito nacional es la Presidencia de la Nación quien es la responsable de la organización en colaboración con la Arquidiócesis de Buenos Aires, y luego cada estado provincial se encarga de repetir en cada provincia.
De esta manera la Iglesia de San Luis no solo se vuelve a meter en política, desconociendo los procederes del estado, sino que toma claro partido por los candidatos que ya se han declarado pro vida o abiertamente católicos, al menos en los discursos.
Es de conocimiento periodístico que el candidato Adolfo Rodríguez Saa hizo saber hoy a los prelados su clara intención de estar en primera fila en el Te Deum y de retirarse en caso de no tener el lugar solicitado. En las últimas horas Adolfo también hizo declaraciones polémicas al aseverar que las obras de la Iglesia Catedral estarían finalizadas recién cuando el gobernador sea católico, en clara alusión a su postura, supuestamente contrapuesta a la del actual gobernador, su propio hermano.
En la Villa de la Quebrada el encargado de hacer saber las exigencia de Claudio Poggi y de su numerosa cantidad de colaboradores fue Federico Trombotto su ex ministro de Industria, veremos mañana si cumplirá el mismo rol.
En la jornada de hoy intentamos consultar autoridades del ámbito gubernamental provincial para saber o conocer su postura ante la actitud de la Iglesia, pero no han hecho declaraciones.
Está claro que salir en la foto en tiempos de campaña es importante, pero llegar a este punto, parece mucho.

Comentarios
LEÉR MÁS  Corte de Energía: Ya se restableció el servicio en toda la provincia