Alberto le prometió a Schiaretti que si gana gobernará con un «scrum» de gobernadores

Le dijo además que no lo atacará en la campaña. Se reunieron durante una hora en el despacho del cordobés.

Alberto Fernández se reunió con el gobernador Juan Schiaretti en Córdoba, le prometió tenerlo en cuenta si llega a la presidencia y planea retornar a la provincia en una o dos semanas para recorrer el interior junto a intendentes peronistas.

El encuentro había sido confirmado por el gobernador el lunes como protocolar y esta tarde lejos estuvo de romper el hielo: por twitter, lo consideró como parte de las visitas que harán los candidatos, o sea, no alterará su neutralidad.

«Fue un encuentro cordial, en el que dialogaron sobre temas de interés nacional y coincidieron en la necesidad de que la Nación mantenga con las provincias una relación correcta y madura, basada en el respeto a la institucionalidad», posteó Schiaretti, tras casi 50 minutos de charla con Fernández, quien buscó esta reunión desde enero, cuando sólo era un operador de la campaña de Cristina Kirchner.

«Hubo una desinteligencia con Córdoba. No quiero tener más desinteligencias», dijo el candidato presidencial al salir de la reunión con Schiaretti.

LEÉR MÁS  El peronismo ignoró a Cristina y acordó con el Gobierno nombrar 14 jueces

Su compañera de fórmula monopolizó las preguntas de los periodistas que abordaron a Fernández a la salida de «El Panal», como se llama al moderno edificio de la gobernación cordobesa.

«Hubo una desinteligencia con Córdoba. No quiero tener más desinteligencias. Córdoba es una provincia muy importante y quiero que me acompañen y me ayuden», solicitó, en una caótica rueda de prensa en el que definió al diario Clarín como «a esos japoneses que terminó la guerra y siguen disparando».

«Me gustaría volver a la lógica de cuando gobernábamos con Néstor», fue otra de sus frases para esquivar los constantes reproches periodísticos a la tensión entre Cristina y los gobernadores de Córdoba.

Durante el encuentro privado, casi sin testigos, Fernández le garantizó un «gobierno federal» que incluya «un scrum de gobernadores» en el Gabinete, o sea, mucha presencia del interior del país.

«Nuestro objetivo es que Schiaretti no sea parte de una derrota y esté de nuestro lado en diciembre», sostuvieron a LPO desde el equipo de campaña del candidato de Todos.

LEÉR MÁS  El Gobierno anunció que la cosecha agrícola marcó un nuevo récord histórico

El viernes Fernández visitará a la gobernadora de Catamarca, Lucía Corpacci; y la semana que viene, o la otra a más tardar, dedicará varios días a recorrer los distritos de Córdoba y Santa Fe, los dos territorios hostiles, donde sus aliados exigen un discurso diferente, dedicado a los sectores de la producción.

Antes de su regreso, el viernes, Mauricio Macri y Miguel Pichetto, que ya visitó a Schiaretti, volverán a Córdoba para participar de una acto junto a militantes radicales.