Nervios en la UCR porque sospechan que Macri quiere ir con boleta corta en Córdoba y Misiones

Lo hizo en Río Negro, para acordar con el gobernador. Y por la inacción de sus apoderados lo hará en Misiones y tal vez en Córdoba, donde los radicales y la Coalición Cívica podrían perder bancas. El rol de Pichetto.

Hasta este miércoles, en la Cámara Nacional Electoral aseguraban que los apoderados de Cambiemos en Misiones no habían apelado el fallo que obligó a todos los candidatos presidenciales a competir en esa provincia con boleta corta, o sea, desprendidas de sus propias listas legislativas.

Fue un triunfo del Frente Renovador para la Concordia, el partido local que gobierna la provincia desde 2003 y el 3 de junio ganó la elección local con más de 70 puntos.

Como todos los partidos provinciales, sus gobernadores suelen llevarse bien con el presidente de turno y en una elección tan pareja como la que se avecina jugarse por uno puede ocasionar un problema innecesario a fin de año.

El histórico fallo de la jueza de Posadas María Verónica Skanata abrió el juego a los otros cinco mandatarios que anotaron un sello propio para competir despegados de los presidenciales y ahora cuentan con un antecedente para obligar a sus rivales locales a imitarlos y no beneficiarse del arrastre de las dos fórmulas presidenciales que polarizan la pelea nacional.

La Cámara Nacional Electoral asegura que nadie apeló el fallo de Misiones que obligó a todos las listas legislativas a competir con boleta corta. La UCR y la Coalición Cívica temen que se repita en Córdobas y otras cuatro provincias.

Este martes, Juan Schiaretti solicitó al juez federal  Ricardo Bustos Fierro que en las primarias y las generales de Córdoba las listas para el Congreso se impriman sueltas y se mezclen con las presidenciales en el cuarto oscuro.

LEÉR MÁS  Un proyecto de la OIT busca reducir el trabajo infantil en la producción agropecuaria argentina

Su presentación encendió las alertas entre las autoridades del Comité Nacional de la UCR y de la Coalición Cívica, conocedores de la buena relación entre Schiaretti y Mauricio Macri.

Es que de prosperar las boletas cortas, el radicalismo podría resignar alguna de las bancas en juego a Hacemos por Córdoba, el sello de Schiaretti, porque la figura de Macri ya no traccionaría sólo con la lista liderada por Mario Negri, jefe de los diputados de Cambiemos desde 2015.

«¿Por qué los apoderados de Cambiemos no apuraron la apelación en Misiones para impedir el efecto cascada en otras provincias?», se preguntaban en la conducción del partido centenario.

En diálogo con LPO, el senador Humberto Schiavoni, presidente del PRO nacional y referente del partido en Misiones, aseguró que la apelación está en curso en la justicia de Misiones y pronto llegará a la Cámara Electoral para que siente  jurisprudencia y detenga la maniobra en otras provincias. No puede actuar si nadie se lo pide.

Las sospechas de un pacto de Macri con gobernadores librepensadores crecen con el caso Río Negro, donde se negó a pegar su boleta a la liderada por el radical Marcelo Cascon, porque Miguel Pichetto lo convenció de ningunearlo para favorecer al ex gobernador Alberto Weretilneck, candidato a senador nacional. El jueves compartirán un acto en Viedma junto al ministro del Interior Rogelio Frigerio, enlace con los gobernadores. Todo un gesto.

Como explicó LPO, Pichetto siguió de cerca las lista del Senado, donde en diciembre los partidos provinciales tendrán la llave del quórum y contribuciones como las suyas ayudan a empezar bien el diálogo pero alteran a radicales y lilitos, reacios a relaciones carnales extrapartidarias. Sobre todo cuando, como en Córdoba, además de humillar a militantes locales se arriesgan bancas en juego.

LEÉR MÁS  El Gobierno otorgó beneficios impositivos a proyecto de inversión en Vaca Muerta

En la Rosada a veces prefieren una banca propia menos y un aliado más confiable, sobre todo desde que Pichetto se sumó a la mesa. En Salta, por ejemplo, la lista para el Senado la encabeza Juan Carlos Romero, que nunca había dado el salto definitivo al oficialismo hasta antes de firmar.

Las otras provincias con sello local para el Congreso son Neuquén, Santiago del Estero y Chubut, donde el PRO y la UCR definirán la nómina final en una primaria. ¿La ganadora se imprimirá pegada a la de Macri-Pichetto en octubre?

Con el fallo en el caso Barrionuevo en la Ciudad de Buenos Aires, donde le prestó un partido a Lavagna para presentar el frente electoral pero no pudo adosarle una lista legislativa, la Cámara Electoral dejó claro que un presidente no evita que proliferen candidatos locales pero sí elige cual irá pegado a su foto. De hecho, por ese antecedente, los radicales rioegrinos no quisieron apelar la decisión de la justicia local de separarlos de Macri.

El presidente puede evitar esas discusiones internas si los tribunales de primera instancia habilitan un festival de boletas cortas donde no haya gobernadores leales a Alberto y Cristina. Es lo que empezó a pasar. Y no parece molestarle demasiado.