Belleza agreste en el corazón de las Sierras de San Luis

Por ruta provincial N° 39 con rumbo a la Gruta de Inti Huasi y a unos pocos kilómetros desde el dique La Florida nos encontramos con este paisaje agreste que de a poco va mostrando su belleza.

No muchos se animan a transitar estos caminos ya que antes de cruzar el arroyo La Bajada, se convierte en camino serrano de tierra, que en esta oportunidad lo encontramos en excelentes condiciones, todo varía de acuerdo a las precipitaciones o nevadas que recibe, según la época del año.

Durante el trayecto pueden observarse quebradas, guardaganados, ermitas, ranchos típicos, pircas, badenes, y piletas naturales. Se puede observar el Cerro Sololosta de 1.795 metros, al sureste de Cañada Honda, al suroeste de Cerro Intihuasi y al noroeste de Cerro de la Torre, pertenece al sistema de Sierras de San Luis.

Allí ubicamos dos sitios arqueológicos ricos en pictografías: “Casa de Piedra pintada” y la “Piedra del Cuatro”.

Después de salir de la gruta y transitando por la ruta N° 10 y N° 9, posteriormente llegamos a La Carolina (también conocida como Carolina), enclavada en las sierras de San Luis al pie del cerro Tomolosta de 2018 msnm, a 83 km al norte de la ciudad de San Luis.

El pueblo fue fundado en 1792 por el Marqués de Sobremonte -entonces gobernador intendente de la intendencia de Córdoba del Tucumán, a la que pertenecía San Luis en el Virreinato del Río de la Plata- intervino las minas y decidió el trazado de una villa. Bautizó a este pueblo con el nombre La Carolina en honor a Carlos III de España.