Un adolescente ayudó a encontrar el cuerpo de una mujer desaparecida hace 27 años

Un chico 13 años ayudó a resolver el caso de una mujer que desapareció hace 27 años en Canadá. El adolescente se sumergió en un lago junto a su GoPro para observar de cerca un auto que se había hundido en un accidente.

Todo empezó en agosto pasado cuando Max Werenka paseaba en bote en Griffin Lake cerca de Revelstoke, Columbia Británica, donde su familia administra un negocio de alquiler de cabañas.

Fue entonces cuando el joven advirtió que había un auto sumergido debajo del agua. Según contó su madre, Nancy Werenka, a CNN, inicialmente asumieron que el coche estaba relacionado con un incidente ocurrido en 2009, oportunidad un vehículo se había estrellado contra el lago.

Sin embargo, alertaron a las autoridades sobre el hallazgo. Posteriormente, los efectivos arribaron al lugar pero el ángulo del sol hacía difícil ver mucho bajo el agua. Ante esto, Max sacó su GoPro y se sumergió en el lago para ver y grabar de cerca el auto.

Tres días después, la Policía y una compañía de remolque local regresaron al lago y recuperaron un Honda Accord con el cuerpo de una mujer adulta adentro. Llevaba 27 años desaparecida.

Se trataba de Janet Farris quien había desaparecido en el otoño de 1992 mientras conducía a una boda en Alberta, informó CBC News.

«Asumimos que tal vez ella se había salido del camino o se había quedado dormida, o había tratado de evitar un accidente o un animal en el camino», dijo su hijo, George Farris, de 62 años.

Además, confesó que el descubrimiento les había dado respuestas a casi tres décadas de misterio. “Dada una situación triste, es el mejor de todos los resultados», dijo.