River: Enzo Perez trabaja con normalidad

El volante de River Plate Enzo Pérez trabajó ayer a la par de sus compañeros en el predio River Camp de Ezeiza, con vistas a la final única de la Copa Libertadores del 23 de noviembre ante Flamengo de Brasil, a jugarse en Lima.

Pérez sufrió un traumatismo en el hombro izquierdo con esguince acromioclavicular en los minutos finales del triunfo frente a Estudiantes de Buenos Aires, el jueves pasado, por las semifinales de la Copa Argentina.

La caída y el pedido de asistencia del mendocino preocupó a cuerpo técnico, médico, compañeros e hinchas, pero el ex Estudiantes La Plata se recuperó con creces y llegará en condiciones óptimas para la final del máximo certamen continental.

El plantel que dirige Marcelo Gallardo, después de un día de descanso, inició la semana con trabajos de fuerza en el gimnasio, actividades de capacidad aeróbica y ejercicios técnico-tácticos con definición.

River Plate encara la preparación para retener el título que ganó el año pasado, ante Boca Juniors en Madrid en el histórico e inédito superclásico que se jugó en tierras españolas, frente a Flamengo, un rival que acumula muchos partidos sin derrotas.

El club de Núñez viajará el próximo miércoles a la capital peruana, se entrenará el jueves y viernes en el estadio de Alianza Lima y el sábado disputará la gran final en el estadio Monumental de Universitario.

River volverá hoy al trabajo a partir de las 9.00, en el predio River Camp de Ezeiza, a puertas cerradas.

El primer equipo del Flamengo, finalista de la Copa Libertadores de América junto con River Plate, venció a Gremio de Porto Alegre por 1 a 0 en la fecha 33ra. del campeonato brasileño y quedó a un paso del título.

El delantero Gabriel, la carta de gol del equipo del portugués Jorge Jesús, que jugó con mayoría de suplentes, anotó de tiro penal el único tanto y fue expulsado en el último partido de cara a la final copera ante River del próximo sábado 23 de noviembre en Lima, Perú.

Jesús preservó a futbolistas como los defensores Filipe Luis y Rafinha, el delantero Bruno Henrique y el volante Gerson.

Con este resultado, Flamengo alcanzó los 81 puntos en la cima del vistoso torneo Brasileirao y aprovechó el empate de Palmeiras (68) ante Bahía por 1 a 1 para estirar la distancia a falta de cinco partidos y podría salir campeón sin jugar el próximo fin de semana, si el «Verde» paulista no gana.

El Flamengo afrontará la final de la Copa Libertadores de manera inmejorable con 25 partidos sin derrotas al cabo de 20 triunfos, cinco empates y 57 goles a favor, que lo erigen como gran favorito frente a River Plate.