Uruguay entra en la recta final del balotaje

El proceso eleccionario más largo (y estresante) de la historia política contemporánea de Uruguay entra este martes en su fase final. La extrema paridad que se produjo tras el balotaje entre Luis Lacalle Pou y Daniel Martínez provocó que la Corte Electoral determinara que no se podía declarar un ganador oficial tras el escrutinio provisorio, y que habría que esperar hasta el definitivo. El recuento final comenzará a las 9 de la mañana, y se estima que el resultado final se conocerá cerca del fin de la semana.

El eje de la cuestión pasará por los votos observados, que son aquellos sufragios que se producen cuando los electores votos en circuitos que no les corresponden, o no figuran en el padrón, pero que son válidos. Dado que la cantidad de los observados eran mayores que la diferencia entre ambos candidatos (35.229 y 28.666 votos, respectivamente), es necesario contabilizarlos e incorporarlos al recuento antes de poder proclamar un ganador. Para que el candidato del Frente Amplio se lleva la victoria, necesita cosechar más del 90% de los votos observados. En la primera vuelta, la fórmula de Daniel Martínez y Graciela Villar se llevó alrededor del 27% de los votos observados.

Sumado a que el proceso electoral se estiró hasta altas horas de la noche, la lluvia y el hecho de que fuera el Día del Taxista hicieron que el lunes se viviera en Montevideo como una suerte de impasse. Los candidatos optaron por mantener un perfil bajo, y hubo poco movimiento en ambos partidos. El gobierno de Tabaré Vázquez se abstuvo de hacer declaraciones oficiales hasta tanto se sepa un resultado formal, y Lacalle Pou, quien quedó al frente tras el recuento provisorio, le dio el día libre a su equipo y se lo pudo ver almorzando con amigos en un restaurante en el barrio de Pocitos.

El día gris sacó a relucir los pilotos y los abrigos, lo que reforzó el carácter tranquilo de la jornada en oposición a las últimas horas del domingo, donde las banderas y las caravanas de personas se veían en distintos puntos de la ciudad, desde la Rambla y la avenida 18 de Julio hasta el Parque Rodó.

Las repercusiones en torno a los discursos posteriores a la noticia de que la Cámara Electoral postergaría hasta el viernes el anuncio del ganador fueron el dato de la jornada, ya que el contraste entre ambos fue notorio. Mientras que Daniel Martínez pronunció un discurso de tono ganador, desde la vereda de enfrente Lacalle Pou se lamentó por el hecho de que el candidato del Frente Amplio no lo hubiera llamado para reconocer la derrota, ya que para el Partido Nacional y los miembros de la coalición multicolor la tendencia era “irreversible”.

El presidente del Frente Amplio Javier Miranda de hecho dio una conferencia de prensa este lunes en donde reconoció que, si bien la elección no está cerrada, la tendencia pareciera estar encaminada. «Con los números que cosechó la fórmula Lacalle Pou-Argimón, tienen probabilidades de ser proclamada por la Corte Electoral como la ganadora», declaró Miranda.

Lacalle Pou mostró un perfil ganador desde el primer momento en que salió a hablar tras las elecciones. En medio de gritos de “presidente”, subió al escenario que había sido armado sobre el Bulevar Artigas ya en la madrugada del lunes, y reafirmó su convicción de que el 1 de marzo iba a asumir un “gobierno multicolor”. Hizo además un esfuerzo por diferenciar la actitud de Martínez de la de Tabaré Vázquez.

«Recibí el llamado del presidente de la República. Tuvimos un sinnúmero de diferencias, pero siempre le reconocimos el republicanismo», afirmó. Lacalle finalizó pidiendo que todos regresen a sus casas, y que tengan un poco más de paciencia. “Nos estamos viendo en una semana para confirmar esto”, arengó a la multitud.

Daniel Martínez subió al escenario pasadas las 23.30 del domingo para confirmar que aún no se podía saber quién era el ganador. «Lo que queda claro es que, no importa quien gane, no va a llegar el 50%. Esto obliga a trazar los entendimientos que nos permitan luchar por un solo país», proclamó en su discurso, antes de imprimirle una nota de carácter épica a la remontada del partido. “Quisieron enterrarnos, pero no sabía que éramos semillas”, exclamó, entre vivas del público que cantaba “milicos, nunca más”.

«Ahora, no queda más que esperar», agregó.

Este lunes, Martínez se volcó a su cuenta de Twitter para aclarar que, más allá del tono triunfalista de su presentación en la noche del domingo, respetará la decisión de la Corte Electoral, sea cual sea el resultado.

“Siempre respetamos la voz del pueblo. Lo correcto es esperar los resultados de la corte electoral. Sea cual sea va a existir un diálogo con @LuisLacallePou así lo exige nuestra rica tradición democrática. Cuando se confirme que él es electo voy a ir personalmente a saludarlo”, escribió el ex intendente de Montevideo.