Llueve torrencialmente en Australia: esperan que contenga el fuego pero temen inundaciones

Las lluvias y tormentas caídas este jueves en la costa oriental australiana permitieron aliviar la virulencia de los incendios que la arrasan. Se espera que sean suficientes como para extinguir, o al menos aliviar, algunos de los incendios que ya calcinaron al menos 11,2 millones de hectáreas, matado a 29 personas y millones de animales y destruido más de 2.500 viviendas.

Las autoridades australianas advierten que tormentas intensas del tipo que están cayendo, pueden derivar en inundaciones, mientras que los rayos pueden prender nuevos fuegos. «Esperamos tiempo inestable en los próximos cuatro o cinco días», explicó un especialista de la agencia meteorológica nacional en la radio pública.

«Las precipitaciones serán útiles en ciertas zonas, mientras que en otras pueden registrarse apenas uno o dos milímetros —cada milímetro equivale a un litro por metro cuadrado—. La lluvia no siempre es una buena noticia, especialmente si es torrencial. Lo que realmente se necesita es una lluvia constante, que empape el terreno», explica el meteorólogo.

LEÉR MÁS  China empieza a desarrollar una vacuna contra el coronavirus

Se espera que la lluvia disipe el humo de los fuegos. Un humo que, por ejemplo, llegó la semana pasada a Melbourne, la segunda ciudad más importante del país, y la cubrió con un aire “de muy baja calidad”. Las autoridades recalcan que las precipitaciones de estos días no ofrecen más que un alivio temporal, ya que se prevé de nuevo calor en las próximas semanas.

Las lluvias persistentes, necesarias para aliviar una de las peores sequías desde que se tienen registros, no llegarán hasta marzo, según prevé la agencia meteorológica pública. «Estas lluvias no extinguirán los incendios, pero sin duda ayudarán a contenerlos», escribió en su perfil de Twitter la autoridad antiincendios del Estado de Nueva Gales del Sur, donde se mantienen 58 fuegos activos en este momento, 30 de ellos sin control. Otros 19 siguen quemando el Estado de Victoria.