Coronavirus: Catamarca y Salta flexibilizan la cuarentena

En Catamarca fumigan las calles antes de la reapertura de bares y hoteles.

El próximo sábado reabrirán bares y restaurantes en la provincia de Catamarca y dos días después será el turno de hoteles y gimnasios, como parte de las nuevas actividades exceptuadas de la cuarentena. También a partir del fin de semana, Salta permitirá las reuniones familiares de hasta diez personas, con un protocolo de seguridad sanitaria.

El ministro de Seguridad de Catamarca y vocero del Comité Operativo de Emergencia, Hernan Martel, informó sobre las nuevas excepciones al aislamiento social en una provincia que no tiene casos confirmados de covid-19 al igual que Formosa, de acuerdo a datos del ministerio de Salud de Nación.

La decisión se tomó este miércoles durante la reunión de los integrantes del COE y los representantes de bares, restaurantes, hoteles y gimnasios, aunque aún no se dieron a conocer los protocolos sanitarios de las nuevas actividades.

“Todavía no está firmado el decreto, se trabaja en los protocolos, pero bares y restaurantes se habilitarán desde este sábado 23 de mayo de 7 a 22 horas (todos los días), en tanto que gimnasios y hoteles reabrirán a partir de la próxima semana”, dijo Martel a la radio Valle Viejo. El funcionario aseguró que «se trabajó fuerte para evitar el ingreso del virus en la primera etapa y luego fuimos autorizando actividades y con ello también era necesario permitir la circulación como por ejemplo entre Valle Viejo y Capital».

Catamarca ya había habilitado el pasado sábado actividades deportivas o recreativas entre las 8 y las 18, al aire libre y totalmente individuales como tenis, ciclismo y running.

En tanto, el gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, anunció este jueves que a partir del próximo fin de semana se habilitarán las reuniones familiares y sociales con un máximo de 10 personas, los sábados, domingos y feriados hasta las 20.

LEÉR MÁS  Coronavirus en Argentina: murieron otras cuatro personas

“Gracias al comportamiento de los salteños que durante esta cuarentena han respetado las normas de seguridad y sanitaria, hoy podemos flexibilizar el aislamiento social preventivo y obligatorio y permitir las reuniones familiares y sociales”, dijo Sáenz.

Se trata de una nueva flexibilización del aislamiento social, preventivo y obligatorio impuesto por el Gobierno nacional para mitigar en el país la propagación de la covid-19. La disposición establece que estos encuentros podrán realizarse dentro del área metropolitana o municipio correspondiente al domicilio, y hasta un número que no supere las 10 personas.

«Esta nueva normalidad requiere de la responsabilidad individual de cada salteño”, dijo el mandatario y agregó que “es importante que todos cumplan con las normativas y medidas preventivas”. Asimismo, aclaró que “lamentablemente esto es dinámico” y sostuvo que “ojalá que sigamos como venimos en la provincia de Salta, con muy buenos índices sanitarios, gracias a Dios y al comportamiento de la gente, para avanzar gradualmente con la flexibilización de otros rubros que la gente está esperando”.

La resolución del COE establece que estas reuniones se deberán realizar bajo el estricto cumplimiento de los protocolos y normas vigentes, y en particular se recomienda el uso de tapaboca, no compartir mate, infusiones, cubiertos, vajilla u otro elemento de uso personal. Además, se deberá contar con elementos de higiene frecuente de manos, conforme las pautas sanitarias impartidas, como así también procurar la higiene respiratoria y respetar el distanciamiento social.

LEÉR MÁS  La vitivinicultura en jaque por el virus

El documento dispone sanciones con las previsiones del Código Penal y lo establecido en el Decreto de Estado de Necesidad y Urgencia Provincial 255/2020 para quienes transgredan las medidas dispuestas.

El secretario General de la Gobernación de Salta, Matías Posadas, precisó que “podemos tomar estas medidas porque en la provincia no hay circulación viral”. “Esto nos permite ir flexibilizando, en el marco de la fase 4 de este aislamiento, en el que está Salta, que prevé hasta una movilidad de la población de hasta el 75%”, detalló.

Posadas agregó que “así como se avanzó con el comercio, la gastronomía, las salidas recreativas, ahora podemos dar un pasito más con las reuniones sociales y familiares”, y apeló a la “responsabilidad social e individual de las personas”. “Están previstas multas y sanciones para quienes no cumplan con las medidas, pero el éxito de todo esto tiene que ver con la responsabilidad de cada uno en cuidarse ellos mismos”, concluyó el funcionario.

 


Fuente: Página/12