La vitivinicultura en jaque por el virus

La crisis del coronavirus impactó en las economías regionales y la vitivinicultura no es la excepción. Se trata de una industria ligada a la gastronomía y al turismo, dos sectores afectados de lleno por la pandemia, y con lejanas perspectivas de recuperación. El ministro de Agricultura, Luis Basterra, se reunió por videoconferencia con representantes del sector y funcionarios de los gobiernos de Mendoza y San Juan, para evaluar la situación actual y las perspectivas de mediano y largo plazo.

El presidente de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar), José Alberto Zuccardi, aseguró que la cosecha cerró con una caída en la producción del 20 por ciento con respecto a 2019, como consecuencia de factores climáticos y la falta de cuidado de los viñedos a raíz de la situación económica que viven los productores.

Por su parte, el titular de la Instituto de Vitivinicultura (INV), Martín Hinojosa, destacó el crecimieno en el volumen de exportaciones de vinos, con una suba del 58 por ciento anual en el acumulado enero-abril de 2020, y del 18,8 por ciento en el caso del mosto en igual período. «Estamos sorprendidos”, admitió Hinojosa. Esta semana, la Corporación Vitivinícola firmó un acuerdo con Cancillería y con Aerolíneas Argentinas para que los vuelos sanitarios con destino a China transporten vinos argentinos a ese destino.

LEÉR MÁS  Coronavirus en Argentina: otro día con récord de casos

En cuanto al mercado interno, Hinajosa anticipó que los datos parciales de abril marcan un nivel de despachos similar al de igual mes de 2019, una «buena noticia» para el sector teniendo en cuenta el derrumbe de ventas que experimentan todas las industrias. Sin embargo, temen por el impacto de la continuidad del cierre de bares, vinotecas, restaurantes y turismo, lo cual significa alrededor de un 30 por ciento de sus ventas. Confían en el incremento del consumo hogareño y los canales de venta online.

En el primer encuentro entre Basterra como ministro y el directorio de Coviar, se plantearon temas estratégicos: el sector pide el financiamiento estatal de una campaña en la lucha contra la polilla de la vid, continuar con la promoción de la cultura del vino en el mercado interno a partir de la ley de Vino Argentino y abordar la crisis hídrica que afecta a todo el oeste argentino. Demandan obras de infraestructura y la fijación de cuadros tarifarios y subsidios para los productores electro intensivos.

LEÉR MÁS  Coronavirus en Argentina: se registraron otras 29 muertes

La semana que viene mantendrán una nueva reunión para avanzar en el diseño del Plan Estratégico Vitivinícola 2030.

 


Fuente: Página/12