Italia reabre gimnasios, piletas y centros deportivos tras dos meses y medio de cierre

Italia reabre desde hoy gimnasios, piletas y centros deportivos, que funcionarán bajo estrictas normas de seguridad y protocolos para prevenir el contagio de coronavirus.

La medida se aplica en todas las regiones del país excepto Lombardía y Basilicata, cuyas autoridades decidieron mantener el cierre hasta el 31 de mayo y 3 de junio, respectivamente.

Los establecimientos deben cumplir con estrictas regulaciones de higienización de las estructuras y equipos, además de evitar aglomeraciones y exigir a los usuarios el cumplimiento de medidas individuales de protección, como el lavado de las manos, uso de barbijos y mantener distancia física de seguridad.

La reapertura de estas instalaciones complementa otras acciones similares emprendidas a partir del 4 de mayo como la autorización de entrenamientos individuales de atletas, a la cual siguió la de equipos deportivos una semana después.

Los usuarios deben usar calzado especial reservado para el gimnasio y no deben compartir botellas de agua, toallas y otros artículos personales con otros usuarios.

Italia cuenta con aproximadamente 100.000 centros deportivos privados para unos 20 millones de usuarios y este fue uno de los sectores más golpeados por las medidas de confinamiento y cierres al tener importantes gastos fijos.

LEÉR MÁS  Brasil registró más de 42 mil contagios por coronavirus en las últimas 24 horas

La asociación nacional de instalaciones deportivas de fitness, gimnasios, piscinas y campos deportivos (Anif) calculó que las pérdidas han sido de 3.000 millones de euros y que este año cada centro facturará entre el 50% y 60% menos que en 2019 y los gastos aumentarán entre un 20% y 25% por lo que para muchos será difícil continuar.

En las piscinas será necesario reservar y guardar la distancia mínima de un metro en las áreas comunes, mientras que será de 7 metros cuadrados en las zonas para tomar el sol y también dentro del agua.

Las sillas alrededor de las piletas deberán estar dispuestas de manera que no se pueda pasar a menos de 1,5 metros de otras personas y también será necesario establecer rutas separadas para la entrada y la salida.

LEÉR MÁS  Reino Unido desaconceja subirse a cruceros por la pandemia

Al igual que en los gimnasios, en los vestuarios toda la ropa y artículos personales deben almacenarse, en los armarios o dentro de bolsas personales.

Las reglas incluyen varios detalles sobre el tratamiento del agua en los tanques y los análisis químicos y microbiológicos que se llevarán a cabo mensualmente.

Al igual que en restaurantes, peluquerías y otros comercios se aconseja tomar la temperatura corporal a la entrada y a aquellos que resulten tener una temperatura superior a 37.5 grados centígrados se les debe negar la entrada.

 


Fuente: Télam