El City perdió ante Chelsea y Liverpool se coronó campeón tras 30 años

Liverpool consiguió hoy el primer título de la Premier League de Inglaterra sin jugar, por la derrota de Manchester City ante Chelsea por 2 a 1 como visitante, en uno de los tres partidos que pusieron fin a la 31ra. fecha del certamen británico.

El conjunto del alemán Jürgen Klopp, actual campeón europeo y mundial a nivel clubes, rompió la racha desde la creación de este formato en 1992/1993 y le dio el decimonoveno título local a la institución, que contando ambas se posicionó a uno de Manchester United, el máximo ganador (20).

La última consagración de Liverpool por torneo local ocurrió en la temporada 1989/1990.

Desde la irrupción de la Premier League, Liverpool tuvo cuatro oportunidades para ganarla (2001/2002, 2008/2009, 2013/2014 y 2018/2019), pero finalizó segundo.

LEÉR MÁS  Los clubes europeos perderán cifras millonarias

La campaña de Liverpool, hasta el momento, tuvo 28 victorias, 2 empates y una derrota, con un total de 86 puntos y una consagración temprana cuando aún faltan siete encuentros.

Por su lado, Manchester City (63 puntos), sin el lesionado atacante argentino Sergio «Kun» Agüero y con su compatriota Nicolás Otamendi ingresando a los 28 minutos de la parte final por el francés Aymeric Laporte, cayó frente a Chelsea (54 unidades) por 2 a 1 en Stamford Bridge, a puertas cerradas por la pandemia del coronavirus.

El estadounidense Christian Pulisic (36m. PT) y el brasileño William (32m. ST), de tiro penal, anotaron para el dueño de casa; mientras que el belga Kevin De Bruyne (10m. ST) había puesto el 1-1 transitorio.

Además, el defensor brasileño Fernandinho se fue expulsado por el penal cometido a los 31 minutos del complemento, donde se produjo el segundo tanto de Chelsea.

LEÉR MÁS  El bicampeón mundial español Alonso regresará a la Fórmula 1 en 2021 con Renault

Con esta derrota, el City quedó a 23 puntos de distancia del Liverpool, al que recibirá en la próxima fecha, cuando restan siete jornadas y 21 unidades por jugarse hasta el final.