Cuatro custodios de la Quinta de Olivos dieron positivo por coronavirus y hubo que cambiar toda la guardia

Cuatro efectivos de la Policía Federal, que se desempeñan como parte de la custodia del presidente Alberto Fernández en la Quinta Presidencial de Olivos, dieron positivo por coronavirus y, además de ser aislados, se activó el protocolo y tuvieron que reemplazar a toda la guardia.

Así lo confirmó el secretario de Comunicación y Prensa de Presidencia, Juan Pablo Biondi, quien aclaró que el hecho fue hace «unos diez días y los custodios se encargan de vigilar el perímetro de Olivos pero del paredón hacia afuera, por lo que no están nunca en contacto» con el mandatario nacional.

«La Policía Federal está del paredón hacia afuera. Los que dieron positivo y todos sus compañeros fueron aislados y se los reemplazó con otros policías«, precisó Biondi, quien explicó que «es personal que nunca está en contacto con el Presidente».
Asimismo, explicó que adentro de la Quinta Residencial de Olivos «la custodia está a cargo de la Casa Militar y está formada por personal del Ejército, que tampoco tiene contacto» con Fernández.

LEÉR MÁS  Coronavirus en Argentina: se registraron 206 muertos y 8.841 casos en las últimas 24 horas

«El Presidente se desplazó solo dos veces en los últimos 15 días y lo hizo conmigo, sin custodia ni nadie más», precisó Biondi.

Por último, aclaró que «el Presidente solo tiene contacto con él, con Julio Vitobello (secretario General de la Presidencia), con algunos mozos y con aquellas personas que asisten a Olivos para llevar a cabo diferentes reuniones».
Hasta principio del mes pasado, más de 2.000 efectivos de las policías Federal, de la Ciudad y Bonaerense dieron positivos por coronavirus.

Incluso, este fin de semana se conoció que el ministro de Seguridad de la Provincia, Sergio Berni, dio positivo por Covid-19, aunque ya se había aislado de manera preventiva el domingo 9 de agosto porque un colaborador suyo se había contagiado la enfermedad.

LEÉR MÁS  Compra de dólares: los bancos habilitan la venta a través del homebanking

 


Fuente: Página/12