Alberto Fernández: «No nos van a doblegar los que gritan, los que gritan suelen no tener razón»

En el acto de inauguración de obras para cinco provincias, el primer mandatario aseguró que los argentinos deben estar «orgullosos» de haber enfrentado la enfermedad «con inteligencia», en referencia al coronavirus y resaltó que el acuerdo con los bonistas permitió inyectar dinero en la obra pública. Adelantó el envío al Congreso de un presupuesto «realista».

«No nos van a doblegar los que gritan porque los que gritan suelen no tener razón», dijo el presidente Alberto Fernández al terminar un acto por videoconferencia en el que desde la residencia de Olivos anunció el comienzo y la reactivación de trabajos y nuevas obras en las provincias de Chaco, Misiones, Córdoba, La Pampa y Salta, que totalizan una inversión de 20.000 millones de pesos. Los gobernadores acompañaron y agradecieron desde sus provincias. La frase sobre los gritos fue una clara respuesta, sin hacer nombres propios, a la marcha anticuarentena convocada el martes por la oposición, sobre la que el expresidente Mauricio Macri tuiteó que se sentía orgulloso.

«Estamos dando muestras de que lo que somos capaces de hacer si terminamos con las diferencias. Acabamos de resolver un problema con los acreedores externos que nos iba a obligar a pagar 45 mil millones de dólares. Hemos disipado esas obligaciones y ustedes dirán: eso ¿para qué sirve? Para que esa plata se destine a más caminos, a más viviendas, para que haya más educación, más salud. Ha llegado a dejar de lado las falsas disputas», dijo.

La pandemia

«Apenas empezamos se declaró una pandemia y tenemos que estar orgullosos porque fuimos capaces de asumir una cuarentena estricta que nos permitió fortalecer el sistema de salud. La actividad económica de hoy es más alta que el 19 de mazo, cuando empezó la cuarentena», dijo el Presidente.

En ese sentido, y en clara referencia a la marcha que este martes convocó la oposición contra la cuarentena, dijo: «No nos van a doblegar los que gritan porque los que gritan suelen no tener razón. Llegó el momento de dejar de lado las falsas disputas, los falsos discursos, las falsas palabras, y recordar cómo la Argentina fue capaz de salir del pozo”.

LEÉR MÁS  Prorrogan por 60 días la prohibición de despedir trabajadores sin justa causa

Ya no define el coronavirus como un «enemigo invisible». Dijo este miércoles: «Enfrentamos al peor de los monstruos, que es la enfermedad, y debemos darnos cuenta de que fuimos capaces de hacerlo con inteligencia, dejándonos asesorar por los que saben, y si en estas cinco provincias estamos inaugurando obras es porque con inteligencia enfrentamos la pandemia y hoy podemos hacer lo que estamos haciendo porque hay un Estado decidido a seguir con este plan”, destacó.

“Vinimos a poner de pie a la Argentina. Y no queremos que esté de pie algún tiempo, queremos que se ponga de pie para siempre y que nuestro objetivo central sea ponernos a pensar cómo hacer cada vez mejor a este país, cómo incluimos cada vez a más argentinos”, afirmó el mandatario. Y consideró que las obras que se están llevando a cabo son “una muestra de lo que podemos ser capaces de hacer si terminamos con las diferencias y nos ponemos a trabajar por el conjunto social”. “

La deuda

«Acabamos de resolver un problema con los acreedores externos que nos iba a obligar a pagar 45 mil millones de dólares. Hemos disipado esas obligaciones y ustedes dirán eso ¿para qué sirve? Para que esa plata se destine a más caminos, a más viviendas, para que haya más educación, más salud», afirmó. Y agregó que “fuimos capaces de recuperarnos y todos los días vemos, en cada rincón del país, no sólo cómo invertimos en obra pública, sino cómo el sector privado también arriesga, invierte y piensa en volver a crecer, en volver a exportar, en volver a dar trabajo. Esto le está pasando a la Argentina”, sostuvo el Presidente.

Fernández también anticipó que el Poder Ejecutivo presentará un proyecto de ley de presupuesto en el que se van a “respetar todos los postulados” que el Gobierno se planteó como objetivos: “desendeudarnos, tener reservas, una moneda competitiva, tratar de equilibrar el desequilibrio fiscal que tenemos y tener una balanza comercial positiva. Todo promoviendo la producción y el trabajo, que son los dos objetivos centrales”, detalló.

LEÉR MÁS  Evacúan Observatorio Astronómico de Córdoba por incendios

Y en una nueva crítica al expresidente Mauricio Macri, sostuvo: “vamos a presentar un presupuesto que no vamos a modificar diez días después, porque va a ser un presupuesto realista. Vamos a demostrarles a los argentinos lo que en verdad podemos hacer en la Argentina, no fijando objetivos falsos, como ocurrió en los últimos años. Vamos a movernos con la verdad. Y dejemos la mentira a los que solo saben gritar”, remarcó

Junto al mandatario nacional estuvieron el ministro de Economía, Martín Guzmán y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis. Por videoconferencia se sumaron los gobernadores de Salta, Gustavo Sáenz; de Chaco, Jorge Capitanich; de Misiones, Oscar Herrera Ahuad; de Córdoba, Juan Schiaretti; de La Pampa, Sergio Ziliotto.

El gobernador de Córdoba, que se negó a apoyar abiertamente a candidato presidencial alguno antes de las elecciones, ahora está muy agradecido por el financiamiento del Estado nacional de una red de colectores cloacales: «Debo agradecer y reconocer que el Presidente decidió hacerse cargo de los 4500 millones de pesos que restan de la obra. Es una garantía de que la vamos a poder terminar y dedicarnos a otra cosa», dijo Schiaretti.

Y no faltó un guiño al gobernador de Chaco, Jorge «Milton» Capitanich, que operó a la vez como vector hacia un futuro pospandemia que genere esperanza. «Vamos a hacer en cuanto podamos, Coqui, esa ley de gabinete federal», le dijo en referencia al proyecto de capitales alternativas que el Gobierno había planteado antes de que se declarara la pandemia.

 


Fuente: Página/12