Vicentin: Agresión patronal a trabajadores de Algodonera Avellaneda

Un grupo de trabajadores que realizaban un acampe frente a la planta de Algodonera Avellaneda, en la localidad santafesina de Reconquista, resultaron agredidos por una “patota” dirigida por un representante legal de Vicentin, identificado como Héctor Vizcay, y una integrante de la familia Vicentin que lo acompañaba. La intención, según manifestaron, era ingresar a esas personas al establecimiento para “romper” la huelga que los trabajadores vienen realizando desde hace dos meses, en defensa de sus salarios. Ante la negativa de los trabajadores en conflicto a levantar el piquete, los atacantes arrojaron las motos en que se transportaban contra los trabajadores, aparentemente por instrucción de Vizcay, provocando heridas en dos de las operarias que participaban de la medida de fuerza.

El hecho ocurrió en la madrugada del martes 18, aproximadamente a las 6 horas de la mañana. Previamente, personal policial había interrogado a los manifestantes si iban a dejar el piquete y permitirían el ingreso de otras personas acompañadas por directivos de la empresa. Ante la lógica negativa, los efectivos policiales se retiraron pero se mantuvieron a pocos metros del lugar. Desde allí, presenciaron, sin intervenir, cómo minutos después la patota de la patronal irrumpía contra los trabajadores en huelga dejando el saldo de dos heridos.

LEÉR MÁS  Quiénes y cómo pueden acceder al Programa PC Docentes

Un amplio abanico de organizaciones sociales, sindicales y de derechos humanos repudió “el gravísimo hecho de violencia a las trabajadoras y los trabajadores de la Algodonera Avellaneda, empresa del grupo Vicentin, que se encuentran acampando frente al establecimiento y que culminó con dos compañeras lesionadas y hospitalizadas”.

«Un grupo de veinte rompehuelgas, dirigidos por Héctor Vizcay, representante legal de Vicentin, se presentó en la puerta de la empresa y dos de ellos, se lanzaron con sus motos directamente sobre los cuerpos de los trabajadores, lastimando a dos compañeras con heridas que requirieron su inmediata hospitalización, tras lo cual se dieron a la fuga. Todo esto ante la mirada pasiva de una veintena de efectivos policiales entre los cuales se entremezclaba Vizcay para gritar sus indicaciones al grupo atacante”, detalla el comunicado.

“Este accionar vergonzoso y lamentable, inadmisible en un estado de derecho, es una más de las reacciones de una patronal que rechaza el diálogo con los trabajadores que reclaman por mejores salarios y condiciones de trabajo, ausentándose a las audiencias convocadas por el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Santa Fe en el marco de un largo conflicto colectivo que lleva adelante el Sindicato Aceitero y Desmotador de Reconquista y Avellaneda, a las que ahora sumó el uso de la violencia”, señala el documento firmado, entre otros, por dirigentes del cuerpo de delegados de la planta, El sindicato local y la federación nacional de aceiteros y desmotadores de algodón, CTA de los trabajadores, CTA autónoma, ATE, Asociación Bancaria y Ctera.

LEÉR MÁS  Dólar y corralito: cómo se organizó la campaña de fake news en las redes

 


Fuente: Página/12