Nueva cepa del coronavirus: la vacuna de Pfizer podría rediseñarse en seis semanas

La empresa alemana BioNTech se mostró «muy confiada» en que la vacuna contra el coronavirus que desarrolló junto a Pfizer sea efectiva también contra la nueva variante del coronavirus. Aclaró, de todos modos, que si no lo fuese podría rediseñarla en seis semanas para adaptarla para hacer frente a la cepa detectada en el Reino Unido.

«Como científico nunca se es optimista, sino que se piensa en probabilidades y la probabilidad de que nuestra vacuna sea efectiva también contra esta nueva mutación es muy elevada«, explicó el cofundador de BioNtech, Ugur Sahin.

El científico contó que durante los últimos meses de desarrollo de la vacuna, cada vez que apareció una mutación «realmente importante», observaron cómo reaccionaba la vacuna y pudieron determinar que efectivamente es capaz de combatir «toda una serie de diversas variantes del virus».

Según Sahin, existen muchas mutaciones, pero también hay muchas proteínas en el virus que no varían. La nueva mutación detectada en Reino Unido se diferencia de las anteriores al no ser una sola mutación, sino estar compuesta de un total de nueve, precisó.

LEÉR MÁS  La circulación de las personas será de 6:00 a 24:00, las reuniones particulares tendrán un máximo de 10 personas y la actividad de bares, restaurantes y gimnasios funcionará a un 30% de su capacidad

«En estos momentos no sabemos exactamente si nuestra vacuna realmente es capaz de proteger también contra estas nuevas variantes», reconoció y precisó que en dos semanas dispondrán de los datos al respecto.

El rediseño de la vacuna

Sahin destacó que «lo bonito de la tecnología mRNA» en la que se basa la vacuna desarrollada con Pfizer es que realmente permite «rediseñarla» con gran rapidez, lo que significa que «técnicamente se podría desarrollar una nueva vacuna en unas seis semanas«. Recordó, no obstante, que no es sólo una cuestión técnica, ya que el proceso incluye también la posterior autorización por parte de las autoridades competentes.

Por otra parte, Sahin advirtió que «el virus seguirá con nosotros por los próximos diez años» y que debemos asumir que «habrá infecciones y pequeños brotes una y otra vez». En ese sentido, afirmó que se necesita «una nueva definición de normalidad».

El regreso a la nueva normalidad

La normalidad, entendida como la de no necesitar un nuevo parón de la vida pública, de poder continuar la actividad económica y de poder prevenir hospitalizaciones y muertes, podría alcanzarse con la vacunación «para finales del verano» en hemisferio norte, pronosticó Sahin.

LEÉR MÁS  La obra civil del Hospital Central “Doctor Ramón Carrillo” se inaugurará el 16 de abril al mediodía

Por su parte, Özlem Türeci, cofundadora de BioNTech junto a su esposo Sahin, reiteró que la vacuna que desarrollaron ofrece un 95 % de protección contra la covid-19 tras la segunda dosis, aunque la protección ya comienza con la primera administración.

Entre los efectos secundarios de la vacuna, figuran dolores de cabeza con una frecuenta del 2 % y una cierta fatiga, en el 3,8 % de los casos.

Lo que todavía queda por determinar es cuánto dura la inmunidad tras administrarse la vacuna de BioNTech, que de momento parte de una «memoria inmunológica» de tres meses.

 


Fuente: Página|12