Arsat hará un enlace digital submarino entre Argentina y Chile

«Argentina y Chile están dando pasos concretos para renovar la integración regional apostando a la conectividad y a la soberanía tecnológica», señaló el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, apuntando al acuerdo estratégico para profundizar la conectividad regional firmado entre el presidente Alberto Fernández y su par chileno, Sebastián Piñera. El funcionario destacó en una columna publicada en el diario La Tercera de Chile que «la construcción de este enlace digital -que llevará a cabo Arsat- permitirá a Chile y Argentina avanzar de forma decidida en una agenda de integración digital y de telecomunicaciones».

El Presidente había firmado el convenio con Chile en su última gira internacional. El proyecto del cable submarino Transpacífico Puerta Digital Asia Sudamérica «posee un carácter estratégico e integrador para la región, ya que será el primer cable submarino de Internet que conecta Sudamérica con el Asia-Pacífico», explicó Arsat mediante un comunicado. El amarre del cable será en la ciudad chilena costera de Valparaíso, «lo cual implica una conexión accesible con los más de 34.500 kilómetros de nuestra Red Federal de Fibra Óptica (REFEFO), acelerando así la integración digital de Argentina y Chile, mediante el transporte del tráfico de Internet a través de Arsat», destacó la empresa de telecomunicaciones. Y agregó que «este transporte, desde y hacia Brasil, considerado el principal mercado, y también a Uruguay, Paraguay y Bolivia hacia Oceanía/Asia, con independencia de tener que pasar por EEUU y Europa, posicionará regionalmente a Arsat, tanto en el mercado de fibra óptica como en servicios satelitales».

LEÉR MÁS  Rossi: "En ningún momento se habló de cierre total" de actividades ante la segunda ola

Cafiero aseguró que se trata de «una verdadera apuesta hacia la soberanía tecnológica y comunicacional, y un espacio vital para nuestra región si pretendemos desarrollarnos de manera autónoma y virtuosa». El jefe de Gabinete explicó que el acuerdo «llegó tras un semestre de negociaciones entre la Jefatura de Gabinete de Ministros de Argentina, a través de la Secretaría de Innovación Pública, la Subsecretaría de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, y Arsat, por el lado argentino, e integrantes de la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel), la Cancillería chilena y el Fondo de Infraestructura Desarrollo País, por parte de Chile».

 


Fuente: Página|12