Precios Máximos: se extiende el programa hasta fin de marzo

Según el Indec, el año pasado los productos de góndola subieron 22,8 por ciento, muy por debajo de la inflación.

Se mantendrán los mismos productos y no habrá aumentos de precios. El programa abarca solo a los productos de las góndolas de supermercados y comercios minoristas.

El gobierno decidió prorrogar el programa Precios Máximos hasta el 31 de marzo. Por ahora se mantendrán los mismos productos y no habrá aumentos en los listados. La medida fue oficializada este lunes en el Boletín Oficial. Si bien la resolución rige exclusivamente para los productos de las góndolas de los supermercados y comercios minoristas –no incluye productos frescos ni materias primas-, fuentes del Ministerio de Desarrollo Productivo aseguraron que están haciendo un análisis de toda la cadena alimenticia y trabajan en un esquema más general junto al Ministerio de Agricultura, quien ya inició negociaciones buscando armonizar los precios de toda la cadena alimenticia. “Queremos asegurarnos que el precio internacional, que ha subido de manera reciente, no se traslade a los insumos, y al bolsillo de los argentinos”, remarcaron desde el gobierno.

Precios Máximos fue establecido el 19 de marzo de 2020 cuando se decretó la primera cuarentena, en un contexto de sobrestockeo ante la incertidumbre y faltantes de algunos productos. Congeló el precio de 2300 categorías de producto al valor del 6 de marzo de 2020. Inicialmente la medida iba a durar solo 30 días, pero luego se fue prorrogando. Tuvo un aumento de entre 2 y 4,5 por ciento en julio, y en octubre otro ajuste de 3 por ciento promedio. A partir de noviembre comenzó el descongelamiento, al sacar productos de “poca demanda masiva”, como bebidas blancas, maquillaje o quesos del estilo brie.

Los empresarios nucleados en la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal) vienen reclamando insistentemente la eliminación del programa porque sostienen que no contempla la suba que han venido registrando sus costos. Sin embargo, en el gobierno sostienen que la situación de emergencia que motivó el congelamiento aún no está superada. Si bien en los últimos meses las restricciones se fueron flexibilizando, la pandemia sigue su curso y la amenaza de una segunda ola está latente, tal como lo demuestra la crítica situación que están enfrentando en la actualidad los países europeos, Estados Unidos y algunos países de la región, como Perú y Brasil.

LEÉR MÁS  Suarez confirmó que Mendoza no adhiere a las restricciones de la Nación

Un ancla frente a la inflación

Hasta el momento, el programa ha dado buenos resultados sin que se haya registrado desabastecimiento, un riesgo que suele venir de la mano de los congelamientos. Hubo algunos faltantes puntuales, pero el gobierno fue haciendo un seguimiento detallado de los costos y cuando la situación de las empresas era apremiante autorizó algunas subas e incluso quito productos. Aún con esas flexibilizaciones, según los precios que releva el Indec, el año pasado los alimentos que están en góndola aumentaron un 23 por ciento, sustancialmente por debajo de la inflación, mientras que la canasta de productos frescos, no alcanzada por Precios Máximos, trepó 57,1 por ciento.

En el desagregado que ofrece el Indec, puede observarse que “Alimentos y Bebidas” subió 23,5 por ciento, con un pico de 31,7 por ciento infusiones pero solo un 20,2 por ciento en lácteos. A su vez, los productos de Cuidado Personal aumentaron 24,4 por ciento y los de Limpieza solo 16,4 por ciento.

La contracara fueron los productos frescos. En 2020 el precio de las carnes subió 55,6 por ciento, las frutas 64,4 por ciento y las hortalizas 58 por ciento. Si bien estos productos no están en Precios Máximos, el gobierno ya está trabajando sobre ese universo. El reciente acuerdo con los exportadores para garantizar 10 cortes de carne a precios económicos va en esa dirección.

LEÉR MÁS  Guzmán se reunió 45 minutos con el papa Francisco en el Vaticano

Cómo sigue el programa

Si bien la prórroga de Precios Máximos ahora no contempló aumentos de precios ni el descatalogamiento de productos, desde el gobierno dejaron en claro que antes del 31 de marzo puede haber alguna flexibilización en los listados, como ya la hubo el pasado 12 de enero. “Tal como hemos venido haciendo desde los últimos meses de 2020, continuamos con el tratamiento diferenciado de algunos productos que no son de primera necesidad o que se comercializan en algunas versiones premium, donde avanzamos en su exclusión del listado de precios máximos. En ese sentido, actualmente se está evaluando la situación de algunos productos que no inciden en el consumo diario o que son producidos por muchas pymes para en el corto plazo excluirlos del listado”, remarcaron fuentes del Ministerio de Desarrollo Productivo. A su vez, se continúa con el Programa Precios Cuidados, que busca consolidarse como el principal programa de referencia de precios de consumo masivo una vez que la emergencia generada por el coronavirus quede atrás.

 


Fuente: Página|12