Estudio israelí avala eficacia de la vacuna Pzifer contra el coronavirus

Un estudio a gran escala realizado en Israel avaló la efectividad de la vacuna contra el coronavirus fabricada por la farmacéutica estadounidense Pfizer en condiciones reales, que funciona «relativamente equivalente en todos los grupos de edad».

Los autores del estudio, publicado en el New England Journal of Medicine, señalan que la vacunación redujo los casos sintomáticos de Covid-19 en un 94%, los casos graves de la enfermedad en un 92% y las hospitalizaciones en un 87%.

Estas cifras se aplican a la protección obtenida al menos siete días después de la segunda inyección, según el documento citado por la agencia de noticias AFP.

«Esta es la primera evidencia revisada por pares de la eficacia de una vacuna en condiciones reales», señaló Ben Reis, uno de los coautores del estudio.

En varios países sudamericanos, el gigante farmacéutico estadounidense tuvo problemas para cerrar acuerdos con los Gobiernos (ni la Argentina ni Brasil lo hicieron) tras exigir edificios de embajadas, bases militares y reservas bancarias como aval contra el costo de futuros casos legales, según un informe de The Bureau of Investigative Journalism (TBIJ).

Por otra parte, Guatemala autorizó el uso de la vacuna rusa contra el coronavirus Sputnik V, declaró el director del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), Kiril Dmítriev, citó la agencia de noticias Sputnik.

«Guatemala se convirtió en el tercer país de América Central en aprobar la vacuna Sputnik V», dijo Dmítriev al añadir que el fármaco fue registrado en el marco de un procedimiento acelerado.

LEÉR MÁS  Alemania superó los 3 millones de casos y estudia más restricciones

Según el director del RDIF, la vacuna rusa «es reconocida en todo el mundo y es una de las herramientas clave en la lucha contra la pandemia».

Las autoridades estadounidenses, en tanto, confirmaron la eficacia de la vacuna de dosis única de Johnson & Johnson, incluso contra las variantes del virus, sobre la base de datos de ensayos clínicos.

Esta novedad, que presagia una comercialización inminente en Estados Unidos, quizás a fines de semana, era esperada con impaciencia porque esta vacuna tiene dos ventajas en términos de logística: se puede administrar en una sola dosis y almacenarse a temperaturas convencionales de frigorífico y no congelador, lo que facilitará su distribución.

La eficacia de esta vacuna es del 85,9% contra las formas graves de la enfermedad en Estados Unidos, y también es eficaz, a 81,7%, contra formas graves en Sudáfrica y en 87,6% en Brasil, donde las variantes están muy extendidas.

La Agencia de Medicamentos de Estados Unidos (FDA) dio a conocer estos documentos dos días antes de una reunión de su comité asesor para revisar la autorización urgente de la vacuna en el país.

«Los escaneos respaldan un perfil de seguridad favorable sin preocupaciones de seguridad identificadas específicas que podrían evitar la emisión de una autorización de uso de emergencia», indicó.

La vacuna de Johnson & Johnson ya se está administrando en Sudáfrica.

LEÉR MÁS  Reino Unido comenzó a vacunar contra el coronavirus a menores de 50 años

La empresa estadounidense de biotecnología Moderna anunció también que está lista para someter a pruebas en humanos una vacuna contra la Covid-19 específicamente desarrollada para la cepa del virus detectada en Sudáfrica.

«Esperamos con ansias el inicio del ensayo clínico», dijo el director ejecutivo de Moderna, Stephane Bancel.

La noticia se produce el mismo día en que la administración del presidente Joe Biden anunció planes para distribuir 25 millones de tapabocas de forma gratuita a partir de marzo a los estadounidenses más pobres.

Los barbijos se distribuirán «por todo el país (…) y estarán disponibles en más de 1.300 clínicas de salud locales y 60.000 bancos de alimentos», dijo la Casa Blanca.

Dos tercios de los pacientes tratados en estas clínicas viven en la pobreza, agregó.

Las mascarillas serán de tela, lavables y de «alta calidad».

«Aunque están ampliamente disponibles (…), muchos estadounidenses todavía carecen de acceso a esta protección básica», dijo Jeff Zients, coordinador del Covid-19 del Ejecutivo estadounidense.

 


Fuente: Télam