El Gobierno provincial realizó la clausura preventiva de una empresa por la incorrecta gestión de residuos peligrosos

El cese de actividades se concretó debido a que el establecimiento trabajaba sin la correspondiente Declaración de Impacto Ambiental desde el 2016. Además tras reiteradas inspecciones, el Programa Fiscalización constató irregularidades vinculadas a las condiciones de almacenamiento de residuos peligrosos.

Entre las múltiples acciones en las que a diario trabaja el Gobierno de San Luis, se fiscalizan las empresas, instituciones y actividades para que conforme a la ley provincial, respeten el cumplimiento de los procedimientos de evaluación de impacto ambiental, y de esta forma cuidar el entorno natural puntano y la calidad de vida de los ciudadanos.

En este marco, la Secretaría de Medio Ambiente y Parques, a través del Programa Fiscalización, clausuró la empresa Botesa S. A., por desarrollar actividades comerciales sin la correspondiente Declaración de Impacto Ambiental. La empresa que se encuentra en la ciudad de Villa Mercedes, se ubica sobre la Ruta Nacional Nº 7, se dedica al reciclado de plástico, específicamente a la transformación por inyección y soplado a través del reciclado de polietileno.

LEÉR MÁS  Turismo y la Universidad Nacional de San Luis firmaron un convenio de colaboración

Antecedentes de irregularidades

Entre las irregularidades que presentaba, la cartera ambiental constató bidones vacíos de fitosanitarios y partes de ellos, por lo cual se otorgó un plazo para retirarlos, presentando la empresa un descargo con los manifiestos de transporte como comprobación del retiro de los envases. El uso de material recuperado de estos envases, para elaborar cualquier tipo de productos que, por su utilización o naturaleza, puedan implicar riesgos para la salud humana o animal, o tener efectos negativos sobre el ambiente, está totalmente prohibido.

En el 2018 el establecimiento fue sancionado con multa por no presentar Declaración Jurada Anual y pago de tasa correspondiente a los años 2016 y 2017. A pesar de ello, al día de la fecha la empresa no ha regulado la situación en el Registro Provincial de Generadores, Transportistas y Operadores de Residuos Peligrosos, por lo que el establecimiento continuará paralizado hasta dar cumplimiento a lo requerido y regularizar su situación.