Comenzó la construcción de una cisterna en Saladillo

Con un monto de inversión de más de $ 5 millones, se construye una nueva cisterna en la localidad, que beneficiará a los 245 vecinos y a futuras generaciones. El plazo de ejecución es de 120 días.

Las obras públicas y de infraestructura no se detienen en la provincia de San Luis y estas benefician a centenares de vecinos de todas las localidades del interior. En Saladillo se procederá a la construcción de una nueva cisterna para el tratamiento del agua potable. “La Municipalidad ya había comenzado con parte de la obra, colocando un tanque elevado nuevo, y, al realizar los estudios correspondientes, determinamos que la localidad necesitaba una cisterna con más capacidad”, explicó el jefe del Programa Infraestructura Hídrica, Fernando Yanzón. 

“Es una obra hídrica muy importante para toda la zona”, remarcó. La misma tiene como objetivo principal la refuncionalización de la planta de tratamiento de agua potable a los fines de mejorar la provisión de agua de toda la localidad, a través del aumento de la capacidad de reservorio, ante el evidente incremento de la demanda, sobre todo, en épocas de verano y en eventos festivos, donde la afluencia turística influyen notablemente. 

“Saladillo recibe agua del acueducto Carpas Saladillo y de dos perforaciones. Con esta obra se realizará una cloración, previo al ingreso a la cisterna, y luego la distribución por medio de bombas a los dos tanques elevados existentes”, comentó.

Constará de una cisterna de hormigón armado, de 160.000 litros, con sus respectivas conexiones a los dos tanques elevados existentes y la provisión y colocación de tres bombas centrífugas, para asegurar el servicio de agua a toda la localidad. Además se pondrá en valor la casilla de operaciones y se reemplazará el pilar de acometida eléctrica. “Es una obra muy esperada en la localidad porque mejorará la calidad de vida de los vecinos”, expresó el intendente de Saladillo, David Becerra, y señaló que “con esta obra no vamos a tener más problemas con el agua”. 

“Es una obra maravillosa para la localidad”, indicó el senador provincial por el departamento Pringles, Daniel Camilli, y agregó que “era muy esperada por los vecinos y nos dará mucha tranquilidad en el verano”. 

La población actual de Saladillo asciende a 245 habitantes y con esta obra se prevé beneficiar a todos los vecinos y a futuras generaciones, que se estiman de unas 400 personas dentro de 20 años. 

Participaron del acto el intendente de La Toma, Ernesto Alí; la intendenta de Fraga, Antonella Gil; y el intendente de Estancia Grande, Diego Zeballos.