La Policía Ciudadana tendrá una nueva base operativa en el sur de la ciudad de San Luis

El nuevo Centro Integrador construido en el barrio Serranías Puntanas tendrá un espacio destinado a las fuerzas de seguridad.

La Policía Ciudadana contará con una base operativa en el sur de la ciudad de San Luis, que funcionará en el flamante Centro Integrador construido en el barrio Serranías Puntanas. Este mediodía el ministro de Seguridad, Luciano Anastasi, recibió del Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura, las instalaciones que estarán destinadas para ese uso.

“Este es la segunda base que tendrá la Policía Ciudadana. La primera ya funciona en el centro integrador ubicado al noreste de la ciudad. Estos espacios nos permiten brindar mejor operatividad y logística para el despliegue de los efectivos en las calles”, señaló Anastasi, quien recibió las llaves de manos de Lucas Caymes, jefe del Programa Obras de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura. El ministro estuvo acompañado por el jefe de Policía, Darío Neira; el subjefe, Claudio Latini; el director General de Logística y Suministros, Esteban Molina y el director General de Recursos Humanos, Armando Zabala.

LEÉR MÁS  Durante la semana llegaron 48.800 vacunas contra el COVID-19

El centro integrador comprende una superficie de 3100 metros cuadrados, y fue concebido como un edificio multiuso para el desarrollo de actividades sociales, culturales, deportivas y para descentralizar oficinas administrativas.

Anastasi se refirió además al trabajo que viene realizando la Policía ciudadana, recientemente creada, junto al resto de las divisiones de la Policía provincial, en las tareas de búsqueda de la niña Guadalupe Lucero. “Han demostrado una gran entrega y profesionalismo como todos los integrantes de la Policía de San Luis. El despliegue y operatividad no ha cesado un solo día. Seguimos buscando a Guadalupe, ayudando a la justicia, y ayudados por Nación y fuerzas de seguridad federales como Policía Federal, Gendarmería y Prefectura, además de policías y bomberos de ocho provincias (Mendoza, San Juan, Córdoba, Entre Ríos, Buenos Aires, Santiago del Estero, Santa Fe y La Pampa), que han llegado a San Luis con sus perros de rastreo”.