San Luis adquirió 100 mil estacas que se destinarán a diferentes proyectos forestales

Los árboles provenientes de las Islas del Delta del Paraná llegaron este miércoles al vivero provincial Cruz de Piedra. La acción, a cargo de la Secretaría de Ambiente y Parques, tiene como objetivo contribuir a distintos proyectos ambientales de restauración ecológica, principalmente, en la Cuenca El Morro, como así también generar un modelo productivo para abastecer de estacas la Red de Viveros provinciales.

Con la decisión política de preservar el entorno natural de la provincia, el Gobierno de San Luis continúa con iniciativas que tienen como finalidad generar acciones forestales. En esta oportunidad, la Secretaría de Ambiente y Parques recibió 100 mil estacas de álamo y sauce, que tendrán diversos destinos en el territorio puntano. Además, a partir de estos ejemplares, se trabajará la producción de árboles que estarán destinados a diferentes proyectos de restauración ambiental.

La llegada de las estacas contó con un gran despliegue del personal del Plan de Inclusión Social para su correcta distribución. La actividad estuvo encabezada por la jefa de la cartera ambiental, Natalia Spinuzza, y participaron representantes de los diferentes organismos que recibirán estacas para la implementación de sus iniciativas forestales: el director de Vialidad provincial, Jorge García; el gerente general de AGROZAL, Alejandro Marín; el jefe del Programa Forestación y Parquización de rutas, dependiente de Obras Públicas, Juan Ignacio Villegas; y representantes de San Luis Agua.

Spinuzza se refirió a la importancia de recibir estos ejemplares: “Esta acción es un nuevo ejemplo del compromiso ambiental que tiene el Gobierno de San Luis. Las 100 mil estacas que recibimos hoy son producto del trabajo realizado en los últimos dos años, en los que, por medio de ensayos experimentales, identificamos los beneficios de adaptación que poseen estas estacas, principalmente, en condiciones de salinidad como presenta el suelo de la Cuenca. Por esta razón gran parte tendrán como destino la forestación de los terrenos afectados en la Cuenca El Morro”.

Asimismo destacó que las estacas recibidas tienen la principal característica de ser de rápido crecimiento, lo que permite generar proyectos ambientales amigables con el medioambiente. “Uno de los objetivos es generar un estaquero de salicáceas que servirá de base para constituir un modelo productivo que permita abastecer de estos ejemplares a la Red de Viveros distribuidos estratégicamente en el territorio provincial”.

Cabe destacar que las mismas permiten realizar el seguimiento del comportamiento de cada clon en los diferentes sitios del territorio provincial, como así también su posterior reproducción adaptada a cada situación específica.

Finalmente, informó que el resto de los ejemplares serán distribuidos a distintos organismos, San Luis Agua, AGROZAL, Vialidad provincial, Ente Control de Rutas y el Ministerio de Producción para que hagan uso según los distintos proyectos.