La Cancillería británica admitió que quedan pocos ciudadanos atrapados

El Reino Unido evacuó a al menos 17.000 civiles de Afganistán tras la toma del poder por parte de los talibanes.

Según el ministro de Relaciones Exteriores británico Dominic Raab, son «casos difíciles» que requieren el diálogo con los talibanes y la intervención de otros países para resolver la salida tanto de británicos arraigados como de afganos vulnerables.

El ministro de Relaciones Exteriores británico Dominic Raab, admitió este martes que el número de británicos y afganos vulnerables que no fueron evacuados de Afganistán, se situaba en unos «pocos cientos».

En una ronda de entrevistas en los medios británicos, Raab aseguró que es un «desafío» para los ciudadanos más vulnerables encontrar una salida segura hacia el Reino Unido.

Argumentó que son casos difíciles porque no estaba claro si eran elegibles como refugiados, mientras que otros tenían núcleos familiares numerosos.

«La mayoría son casos difíciles en los que no está claro la elegibilidad porque son indocumentados», dijo a la cadena de televisión Sky News.

«Es un desafío, y por eso estamos exigiendo a los talibanes que cumplan con las garantías que nos han dado bilateralmente y a otros países, y que hemos reforzado con una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, de que deben permitir el paso seguro, no sólo a nuestros ciudadanos, sino también a los afganos, especialmente a los más vulnerables, que quieran salir», insistió.

LEÉR MÁS  Estados Unidos donará 500 millones de vacunas a países con menos recursos

Según el Canciller, habló con algunos de los otros países clave, al igual que otros ministros, para asegurarse de que pueden tener una ruta viable para esos casos pendientes.

Raab informó también que el Reino Unido evacuó a al menos 17.000 civiles de Afganistán antes de la retirada de las tropas estadounidenses, tras la toma del poder de los talibanes a mediados de agosto.

Rumor

El Ministro también respondió a una información que se filtró del Pentágono que sugería que el Reino Unido fue indirectamente responsable de los ataques extremistas en el aeropuerto de Kabul la semana pasada, al presionar a Estados Unidos para que mantuviera abierta una puerta del aeropuerto de Kabul llamada Abby, para poder evacuar más ciudadanos británicos, según el sitio web político.com.

LEÉR MÁS  La Armenia contemporánea, marcada por un conflicto territorial con Azerbaiyán

Raab aseguró que esa información era falsa y que nada de lo que hizo el Reino Unido requirió que esa puerta se mantuviera abierta.

En el ataque llevado a cabo por ISIS-K, una rama afgana del Estado Islámico, murieron más de 170 personas, entre ellos,13 militares estadounidenses, dos británicos y el hijo de un tercer ciudadano británico.