Vida saludable ¿Para qué hidratar?

Evaporar el agua contenida en los alimentos, es una técnica que la humanidad ha desarrollado desde tiempos remotos, a fin de conservar alimentos acuosos que abundan en verano, para disponer de ellos durante el invierno

En el contexto de una alimentación viva  es importante disponer de algún sencillo y eficaz sistema para deshidratar alimentos en forma casera, lo cual permitirá varias cosas

Por un lado aprovechar excedentes de alimentos frescos de la forma más eficiente y menos dañina para los nutrientes. Al rehidratar los alimentos desecados, recuperamos prácticamente la totalidad de sus nutrientes naturales.

Otro aspecto interesante de la deshidratación, aunque tal vez más moderno, es la posibilidad de generar nuevos alimentos de buena conservación, agradable textura y sabor intenso, con los cuales podremos sustituir preparaciones tradicionales obtenidas con métodos de alta temperatura.

LEÉR MÁS  Pablo Leyes se refirió acerca de la 6ª edición de Corre El Diario