Cayó 5% en septiembre la brecha de precios entre consumidores y productores

El consumidor pagó, en promedio, 5,9 veces más de lo que cobró el productor por esos alimentos, mientras que la participación de este último en los precios de venta subió a 26,4%. Esta baja se dio tras cinco meses consecutivos de aumento.

La brecha de precios entre lo que pagó el consumidor y lo que recibió el productor en el campo bajó 5% en septiembre, tras cinco meses consecutivos de aumento en ese indicador, según un relevamiento de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

El consumidor pagó, en promedio, 5,9 veces más de lo que cobró el productor por esos alimentos, mientras que la participación del productor en los precios de venta subió a 26,4%.

De acuerdo con el informe de CAME, para los 24 agroalimentos relevados, los consumidores pagaron en promedio 5,91 veces más de lo que cobró el productor (5,87 en julio y 6,22 en agosto).

En tanto, la caída mensual del IPOD, si se tienen en cuenta las estacionalidades de los productos, fue impulsada por un aumento de 13,5 % en los precios al productor, mientras que los precios al consumidor subieron 5,6 % en los comercios pymes de cercanía y 3,6% en los hipermercados.

LEÉR MÁS  El Hito del Bicentenario se iluminará de color rojo por el Día Internacional de la Lucha contra el VIH

Los productos con mayor caída mensual en sus brechas fueron: frutilla, con una baja de 30,5%, zanahoria (-26,9%), zapallito (-26%) y brócoli (-24,6%), y los de mayores subas fueron tomate redondo (+50,8%) y repollo (+13,8%).

El IPOD fruto-hortícola bajó 4,5% en el mes y la brecha promedio se ubicó en 6,7 veces, mientras que el IPOD ganadero descendió 7,9%, a 3 veces.

El IPOD ganadero resultó 55,4% más bajo que el IPOD fruto-hortícola, datos que indicaron una nueva ampliación de su brecha frente al mes anterior.

Por otra parte, la participación del productor en el precio final subió 1,2 puntos porcentuales en septiembre, ya que pasó de 25,2% a 26,4%.

LEÉR MÁS  La detección de contagios de la variante ómicron se multiplica en Europa mientras aumentan las restricciones por la nueva ola