Boca pretende clasificar a la Copa Libertadores sin sobresaltos

El plantel de Boca goza del fin de semana libre y el lunes volverá a entrenarse en el predio que el club tiene en Ezeiza de cara al partido frente a Sarmiento, que se jugará el próximo sábado a las 19.15 en La Bombonera. 

El gran objetivo es clasificar a la próxima edición de la Copa Libertadores y también poder cerrar el 2021 con el título de la Copa Argentina, que a su vez le daría el pasaje al certamen continental.

El equipo que dirige Sebastián Battaglia está quinto en la tabla acumulada y hasta el momento conseguiría el pase, ya que Colón de Santa Fe libera un cupo por haber ganado la Copa de la Superliga y River (cómodo líder) haría lo propio en caso de consagrarse campeón en el certamen que se juega en la actualidad.

LEÉR MÁS  Primera Nacional: arrancan las semifinales por el segundo ascenso a la Liga Profesional

La final de la Copa Argentina podría ser el 8 de diciembre y su rival será el ganador del duelo que aún tienen que protagonizar Talleres de Córdoba y Godoy Cruz. 

Boca tiene cinco partidos del certamen local por delante y el cuerpo técnico ya hizo cuentas para intentar llegar con la clasificación asegurada: si ganan los próximos dos encuentros en su estadio (ante Sarmiento y Newell’s Old Boys) y sacan algún punto de visitante (con Independiente y Arsenal), ya estarán en la próxima Copa Libertadores, para cerrar el año tranquilo como local ante Central Córdoba.