Boca le ganó por penales a Barcelona 4 a 2 y se consagró en el homenaje a Diego

75
Los goles fueron convertidos por Jutlgá y Zeballos en el segundo tiempo.
Rossi se hizo gigante en los penales y el Xeneize logró un triunfo que quedará para el recuerdo. Varela, Molinas y Fabra disputaron un correcto partido.

Barcelona salió decidido a tener la pelota, manejó la posesión y no le cedió el protagonismo a Boca. Sin embargo, el cuadro argentino no desentonó, le apostó a algún contragolpe y disputó un correctísimo primer tiempo en Arabia Saudita.

Los catalanes encontraron en Riqui Puig al jugador más claro de su equipo. El joven manejó los hilos, se hizo dueño del balón y tuvo una clara apenas comenzó el encuentro. Dani Alves, quien volvió a vestir la casaca azulgrana después de varios años, y Philippe Coutinho también inquietaron bastante a la visita, pero no contaron con la eficacia necesaria.

Juan Ramírez fue uno de los puntos más alto del Xeneize y volvió a mostrar cosas de sus primeros partidos. Luis Advíncula cumplió en la marca y Sebastián Villa generó la más peligrosa en ataque, pero su zurdazo pegó en el costado de la red. Agustín Almendra no tuvo regularidad, aunque regaló un caño que quedará en el recuerdo.

Para el inicio del complemento, Sebastián Battaglia movió el banco y le dio rodaje a dos de los pibes: Aaron Molinas ingresó por Ramírez y Exequiel Zeballos reemplazó a Edwin Cardona, de flojísima actuación. Rodaje necesario para seguir sumando experiencia entre los más grandes. Por su parte, Xavi también movió el banco y metió varias modificaciones para seguir compitiendo.

LEÉR MÁS  Dibu Martínez: "Seguimos con hambre y no estamos relajados"

A los 50′, el marcador se quebró por primera vez tras una tremenda media vuelta de Jutgla, quien capturó una pelota perdida dentro del área y le rompió el arco a Agustín Rossi. En los instantes previos, Coutinho había tocado la bola con la mano, pero el juez decidió obviarla.

Lejos de sentir el impacto, el reciente campeón de la Copa Argentina fue en busca del empate y a los 66′ lo tuvo en los pies de Villa, quien aprovechó una mala salida en defensa del elenco español, pero no pudo batir al golero Neto. Cuatro minutos después, Aaron Molinas impactó dentro del área, luego de un buen desborde de Frank Fabra, pero su tiro se fue por encima del travesaño. Y al ratito, Diego González sorprendió como número 9 y estuvo a nada de igualar la historia.

De tanto ir, Boca tuvo su premio y a los 77 minutos empardó las cosas: Molinas, eje total, recibió en mitad de cancha y descargó para Eduardo Salvio. Toto abrió para el colombiano Fabra, quien trepó por la banda y asistió de gran manera al Changuito Zeballos para que la empuje hacia el fondo de la red. Justicia futbolística en el Mrsool Park de Riad.

LEÉR MÁS  Eliminatorias: el Ecuador de Alfaro quiere encaminar su boleto ante Brasil

A partir de ahí, ninguno de los dos arriesgó más de la cuenta y el trámite se pinchó. Barcelona intentó, pero le faltó claridad; Boca fue por más, pero no logró romper líneas y le faltó peso en metros finales. La primera edición de la Maradona Cup, que podría reeditarse en los próximos años, se definió por penales en Arabia Saudita.

En la tanda, Boca mostró eficacia total y Agustín Rossi volvió a vestirse de héroe, como en la final de la Copa Argentina en Santiago del Estero. El trofeo con el nombre del Diego viaja para la Ribera, donde en las vitrinas ya le están haciendo un lugar. Triunfo necesario para terminar de manera impecable el año.