La Premier League suspendió seis partidos por el rebrote de Covid-19

88

El fuerte rebrote que se está viviendo en el Reino Unido a causa de la variante Omicron sigue intensificándose también en el escenario futbolístico, donde los números de contagios que suben día a día y dejan en jaque a los planteles de la Premier League no hacen más que sonar como un desalentador y angustiante déjà vu de estos tiempos pandémicos que no dan tregua. Las fechas 17 y 18 evidencian este impacto: la Primera División inglesa suspendió el partido que debían jugar este mismo jueves Leicester contra Tottenham y también pospuso cinco encuentros correspondientes a la fecha del próximo fin de semana.

Con los juegos suspendidos este jueves (que dejó a Chelsea-Everton y Liverpool-Newcastle como los únicos dos de la jornada) ya van nueve encuentros que la Premier ha debido postergar por el brote en los últimos días. Leicester iba a recibir -desde las 16.30 de nuestro país- a Tottenham, que también tuvo varios casos -entre ellos el argentino Cristian Romero-, pero las autoridades anunciaron la postergación por pedido del equipo local. Horas después, se confirmó la postergación del partido entre Manchester United contra Brighton que el sábado a las 9.30 de Argentina iba a abrir la fecha 18. Y un rato más tarde, los otros cuatro suspendidos de esa fecha: Southampton-Brentford,  Watford-Crystal Palace y West Ham-Norwich City, programados para el sábado, y Everton-Leicester, que iban a enfrentarse el domingo. El miércoles ya se había cancelado Burnley-Watford y la fecha pasada fueron aplazados Brighton-Tottenham y Brentford-Manchester United.

¿Hora de parar?

Precisamente, el entrenador de Brentford, Thomas Frank, reclamó este jueves -antes de que se anunciara la suspensión del partido de su equipo de la fecha 18- que la próxima fecha entera se reprogramara por el brote de casos. «Se están disparando en todos los clubes de la Premier. Todo el mundo está sufriendo este problema», planteó Frank en conferencia de prensa. El contexto, por su parte, es el de la toma de medidas de la Premier League, que confirmó que a partir de la próxima jornada será necesario el pase sanitario para ingresar a los estadios: las personas mayores de 18 años deberán acreditar en un registro que organizará cada club que tienen la doble dosis de la vacuna contra contra el coronavirus, mientras que los que no fueron inoculados tendrán que presentar un test PCR negativo para ingresar al estadio.

«La Liga entiende que los fanáticos estarán decepcionados de que estos partidos hayan tenido que posponerse y se disculpa por las molestias y la interrupción. Todos los demás partidos que se jugarán este fin de semana están programados para continuar según lo planeado. La Junta acordó posponer los partidos después de evaluar las solicitudes individuales de los clubes esta noche la situación», explica el comunicado oficial publicado en la web de la Premier League, allí donde se detalla la situación epidemiológica de cada uno de los clubes relacionados con la suspensión.

Se lee en ese detalle: «Brentford tiene un brote de COVID-19 en curso. Esto ha provocado el cierre de su campo de entrenamiento, lo que significa que no pueden prepararse para el partido del sábado. Watford continúa con su brote en curso, ante lo cual cerró su campo de entrenamiento y posee un número insuficiente de jugadores disponibles para cumplir con su partido. Norwich City tiene un número insuficiente de jugadores disponibles para completar su partido debido a COVID-19, lesiones y otras enfermedades. El Leicester City tiene un brote de COVID-19 dentro de la plantilla que ha dejado al club con un número insuficiente de jugadores disponibles para cumplir el partido. El campo de entrenamiento del primer equipo del club se cerró esta mañana para ayudar a contener el brote».

La UEFA invita a vacunarse

La situación en Reino Unido y en otras naciones europeas -por el momento en menor escala- ha llevado también a la propia UEFA a reflexionar en relación con la ola de contagios que ha provocado la variante Omicron. El mensaje más contundente fue el que dio este jueves Aleksander Ceferin, presidente del ente, cuando pidió a todos los jugadores que se vacunen contra la Covid-19.

«Es una elección personal, pero mi opinión es que se vacunen lo antes posible. Todas las cifras muestran que con la vacuna hay menos posibilidad de infectarse. Yo creo en la ciencia y lo he hecho. Nosotros debemos explicar las cosas. La gente no es estúpida y creo que, si no todos, la gran mayoría lo comprenderá», se expresó el dirigente.

Sin embargo, no se trata de la única reflexión del organismo respecto del presente pandémico. La UEFA también baraja activar un paquete de ayuda de 7.000 millones de euros para los clubes europeos, que sería financiado por el banco estadounidense Citygroup, por el temor a los problemas que pueda ocasionar la expansión de la variante ómicron.

La activación del fondo -proyecto que fue presentado este jueves a la comisión ejecutiva de la Unión- sería una forma de paliar los efectos económicos que la pandemia ha tenido en los clubes europeos, después de que se hayan sucedido meses y meses de pérdidas financieras por los partidos a puertas cerradas y las indemnizaciones a los operadores televisivos, según informa el Financial Times. Según estimaciones de la propia UEFA, los clubes europeos han perdido unos 9.000 millones de euros en ingresos debido a la pandemia.