Brigadistas y bomberos puntanos siguen combatiendo los incendios en el sur

33

El viento condiciona las tareas en la zona del Parque Quillén donde trabaja el equipo puntano.

Son jornadas extensas y de mucho trabajo las que están viviendo los brigadistas y bomberos de San Luis, que desde el pasado jueves 23 de diciembre, combaten los incendios en la zona del Parque Quillén, en Neuquén.

“Aquí la topografía es diferente a la que solemos enfrentar en San Luis, pero nos hemos adaptado bien. Y lo bueno es que recibimos muy buenas devoluciones de las tareas que nos asignan y eso es muy gratificante”, explica Juana Alzaga, jefa del Programa San Luis Solidario, que encabeza el equipo puntano.

Ayer la brigada sanluiseña comenzó su labor a las 7:00 y fue helitransportada al sector 2 del Parque que lleva quemadas 5.900 hectáreas. Al igual que en jornadas anterior se trabajó en el lugar con herramientas manuales y el respaldo de medios aéreos.  Y si bien las tareas estaban previstas hasta las 19:00, aproximadamente a las 13:30 la brigada recibió la orden de evacuar la zona debido a los diversos cambios de vientos que complicaron la continuidad del trabajo, por lo que inmediatamente fueron trasladados hasta una zona segura.

LEÉR MÁS  Vientos intensos del sureste y probables lluvias en el comienzo de semana

“El incendio esta descontrolado debido a los fuertes vientos, las altas temperaturas y la falta de humedad en zona. El viento ha complicado el trabajo, y hoy (por ayer) se tuvieron que cortar todas las actividades”, explicó Juana.

Sofía Bosín, segunda jefa del equipo puntano, describió que bomberos y brigadistas están llevando adelante “un trabajo pesado, porque si bien el terreno es blando te lleva mucho desgaste físico, y son varias horas de trabajo. La brigada de San Luis viene dejando todo y están muy contentos con nuestro trabajo”.

El gran condicionante es el viento. “Hay momentos en que hacemos un trabajo que lleva muchas horas y condiciones meteorológicas como las rotaciones de vientos, hacen que todo lo realizado sea en vano”, explica Bosín aunque destaca de todos modos el buen ánimo y la entrega del equipo puntano.

LEÉR MÁS  El año comenzó con plena reactivación turística: la actividad generó más de $2 mil millones en la primera quincena de enero

“En las zonas de trabajo no hay señal y recién logramos tener comunicación por la noche cuando llegamos al polideportivo donde nos alojamos. Los brigadistas se encuentran todos en buen estado, y queremos llevar tranquilidad a nuestras familias y agradecer el apoyo que recibimos”, concluyó Juana.