En Potrero de los Funes y Luján: Salud inaugura dos Centros de Prevención Asesoramiento y Testeo

81

San Luis sumará 30 Centros en todo su territorio. Se busca una mayor accesibilidad y un diagnóstico oportuno.

El Servicio de VIH-ITS-HEPATITIS VIRALES, dependiente del Programa Epidemiología del Ministerio de Salud, inaugurará dos nuevos Centros de Prevención, Asesoramiento y Testeos (CePAT), el primero será este miércoles en el CAPS Nº 80 del Potrero de los Funes, mientras que el restante abrirá sus puertas el viernes en el Hospital “Juan Arturo Klipson” de Luján.

“En este contexto se organizó, durante la jornada de inauguración de cada centro, un horario destinado a testeos de VIH a la comunidad a la cual pertenece cada uno, con el fin de promocionar el nuevo CePAT y realizar una oferta activa de acceso al test de VIH”, detalló Rodrigo Verdugo, jefe del Programa Epidemiología.

El centro de salud de Potrero de los Funes abrirá a partir de las 9:00 y los testeos se realizarán desde las 11:00 hasta las 13:00; el viernes, en Luján, será el mismo horario.

La estrategia de los CePAT consiste en que el ciudadano pueda acceder de manera voluntaria, sin turno, sin orden médica y de manera confidencial al diagnóstico de laboratorio de VIH. Así se busca facilitar la accesibilidad al diagnóstico de esta infección que puede estar silente, sin mostrar signos o síntomas de enfermedad.

Un diagnóstico oportuno puede evitar estados avanzados de enfermedad, a través del acceso al tratamiento.

San Luis cuenta con 28 Centros de Prevención, Asesoramiento y Testeo en diferentes establecimientos públicos de salud y Organizaciones de la Sociedad Civil, a través de las cuales se promociona el acceso al test de VIH de manera voluntaria, gratuita y confidencial, durante todo el año.

El asesoramiento y las pruebas voluntarias desempeñan un papel importante: por un lado, funcionan como una medida preventiva de las infecciones de transmisión sexual y, por otro, operan como puerta de entrada para la asistencia y el acompañamiento de las personas ya infectadas.

Las personas que no cuenten con obra social, y son diagnosticadas con VIH, reciben asistencia médica y acceso a la medicación antirretroviral de manera gratuita en el sistema público de salud provincial.

Existen dos modalidades a través de las cuales se inicia el proceso diagnóstico para VIH: una, es la solicitud del test por algún integrante del equipo de salud, donde y solamente con el consentimiento de la persona usuaria se da lugar a la realización de la prueba diagnóstica.

La otra forma de iniciar el proceso diagnóstico es a partir de la demanda propia de las personas que quieren conocer su serología para VIH. De esta última se desprende la existencia de servicios de salud que se denominan CePAT. Bajo esta modalidad los protagonistas son las personas usuarias.