Comerciantes y feriantes serán beneficiados por el regreso de la Fiesta del Cristo de la Quebrada

101

Más allá de ser una celebración religiosa, la festividad también se caracteriza por ser una importante fuente de ingresos para los vecinos de Villa de la Quebrada, que son dueños de comercios, campings y alojamientos, como así también para artesanos, productores y emprendedores que montan sus puestos de venta para la ocasión. El movimiento turístico y económico que genera este evento multitudinario beneficia no sólo a la localidad, sino que además se extiende a toda la región.

En este sentido, la intendenta Rosa Calderón explicó: “Este es el mayor ingreso económico para nosotros, no solamente para las arcas de la Municipalidad, sino también del pueblo entero. Cada familia espera la festividad de mayo justamente para hacer una diferencia en su bolsillo, después de haber sido golpeados por dos años de manera permanente, sabiendo que Villa de la Quebrada es una villa turística, que trabaja con el turismo religioso, y que justamente se espera esta fecha para reactivar la economía local”.

Estrella Woronko, dueña de un local de regionales que se encuentra frente a la plaza central del pueblo, transmitió la emoción que sienten por el regreso de la tradicional Fiesta del Cristo: “Estamos con mucho entusiasmo. La verdad que han sido dos años que se ha extrañado la Fiesta del Cristo. Con muchas emociones también porque nos encontramos con gente que hace mucho no veíamos, también porque hay gente que ya no está. Estoy con mucha expectativas porque veo que habrá mucho movimiento. Estamos con los preparativos para recibirlos. Se ve un clima muy lindo, está muy contenta la gente de que esto ya esté en marcha”, expresó.

“Acá vendemos todo lo que son artículos religiosos, artículos artesanales, queso criollo, salame. También tenemos un sector donde vendemos pastelitos, tortitas con chicharrón, pan casero, todos productos con elaboración propia de acá de Villa de la Quebrada. En otro sector que es el restaurante Los Cabritos se ofrecen el tradicional chivito, comidas típicas caseras, todo para que el turista se vaya contento”, contó Estrella.

Acerca de la llegada masiva de visitantes que se espera para los días en que se desarrolle la festividad, la comerciante resaltó: “Esto genera muchísimo trabajo. Yo creo que va a ser un mundo de gente. Me estoy imaginando que va a ser el doble de gente que otros años.  Gracias al Cristo que podemos estar acá todos, con esta pandemia que nos ha golpeado fuertísimo y volver a surgir, a levantarnos, con mucha fe en el Cristo y pidiendo por los que se fueron y por los que están”.

Mario, dueño de un local de comidas ubicado a unas cuadras de la plaza principal, comentó cómo se están preparando: “Estamos trabajando, esperando esta fiesta hace dos años. Han sido dos años muy duros. Especialmente en estos pueblos que lo único que tenemos es la Fiesta. Estamos tratando de juntar todo lo que podamos para atender bien a la gente que llega. Ofrecemos chivos, pollo, empanadas, pizzas, ravioles, tallarines, todo lo que es parrillada. Tenemos una variedad como para atender bien a los peregrinos. Gracias a Dios y al Cristo siempre tenemos mucha gente.

“Los comerciantes calculamos que unas 400 mil personas van a venir. Siempre teniendo mucha esperanza en el Cristo, que nos vaya bien a todos”, expresó emocionado Mario.

Por otra parte, para esta nueva edición de la Fiesta del Cristo de la Quebrada, ya se confirmó la presencia de más de 500 feriantes que montarán sus puestos en la avenida principal y en las calles laterales de la localidad. Si bien muchos productores y artesanos son puntanos, también participan emprendedores de otros puntos del país.

Tal es el caso de René, un feriante que vino a la provincia junto a su grupo de trabajo desde Ojo de Agua, Santiago del Estero. Ya se encuentran en el armado de su stand donde ofrecerán al público artículos de talabartería y regionales.

“Estos últimos dos años no hemos podido venir por la pandemia. Hacen muchos años que venimos, la gente compra nuestros productos, tenemos todo para el caballo y el hombre de campo. Tratamos de traer muy buenos precios. Ahora estamos instalándonos. Llegamos el martes a la noche”, manifestó René.