Infraestructura Hospitalaria: un área clave en el cuidado y el mantenimiento del “Ramón Carrillo”

26

Se trata del sector que trabaja de manera transversal e interdisciplinariamente dentro del edificio, con el fin de generar la funcionalidad del centro asistencial.

El arquitecto Orlando Molina, gerente hospitalario del nosocomio, comentó que el sector se divide en dos grandes áreas; de apoyo y asistencial. “Esto involucra a toda la infraestructura edilicia. Aquí ingresa el mantenimiento de las instalaciones, del recurso físico, modificaciones y diseños nuevos de los espacios, bioingeniería en los equipos y además la seguridad e higiene en la gestión de los residuos comunes y patogénicos”, explicó.

Molina aseguró que el éxito del área se basa en incorporar nuevas tecnologías que facilitan un mejor mantenimiento predictivo, preventivo y correctivo de las instalaciones.

Manifestó que el trabajo en conjunto que desarrollan con distintos profesionales del staff a diario produce la posibilidad de tener por primera vez en la provincia un hospital inteligente con tecnología de última generación que le permiten a los profesionales médicos contar con herramientas eficientes y dar una gran calidad a los usuarios.

Eduardo Saad, el gerente de la intendencia del HCRC, catalogó al nosocomio como “una ciudad hospitalaria” de la que el sector de Infraestructura Hospitalaria se encarga de mantener las 24 horas del día.

“Estamos al servicio de San Luis, sus ciudadanos, del personal y pacientes. De este equipo depende diariamente desde el encendido de las luces, los motores que nuclea a cada aparato, la calefacción, es decir todos los servicios que sirven para que esta ‘ciudad’ se mantenga operativa”, explicó el arquitecto.

LEÉR MÁS  El Ministerio de Salud de San Luis se sumó al Plan Forestal “Más árboles, Más vida”

Saad declaró que son 32 personas que se abocan puntualmente a estas tareas. Una de las áreas más destacadas del sector es “el cerebro” del edificio. Se trata de un entrepiso donde se encuentran todos los servicios que prestan funcionalidad a la estructura del “Dr. Ramón Carrillo”.

“La tecnología eléctrica con la que cuenta el hospital nace en una sala de tableros principales que abastece con más de 50 km de cables de distintos calibres a todo el lugar; hay más de 600 unidades de aire acondicionado en cada local interno y cerca de 100 unidades de tratamiento de aire”, precisó Saad. Además, agregó que hay una red troncal que brinda gases medicinales a cada habitación y sector específico, y va en paralelo a ello con una cañería de cobre que alcanza más de 5 km.

Mauro Apodoca, el gerente de Infraestructura IT del HCRC, reveló que también hay un sector que se aboca al mantenimiento de toda la red de datos del lugar que permiten la vinculación de cada uno de los aparatos de informática médica.

“El hospital cuenta con seis salas de rack (estancias donde está ubicado el centro de procesamiento de datos del edificio), estas se comunican verticalmente en distintos niveles y la sala principal se vincula con fibra óptica al Data Center de la Universidad de la Punta”, comentó Apodoca.

LEÉR MÁS  Mejorarán el camino de ingreso al parque Sierras de las Quijadas

El especialista afirmó que esta tarea de mantenimiento es clave, ya que de la misma dependen las funciones de aparatos médicos que se encuentran activos todo el tiempo.

Así mismo, llevan adelante la supervisión de más de 170 cámaras de seguridad que están dentro y fuera del hospital “Ramón Carrillo” con una central de alta tecnología.

Finalmente, Santiago Butkus, el gerente de Seguridad e Higiene de la institución, mencionó que esa área “se encarga de todo lo que hace a la seguridad de las personas y a la infraestructura edilicia”.

La parte ambiental, es una de las prioridades del sector en base a lo que va generando el mismo nosocomio por la emisión de residuos patológicos y otros desechos que son contraproducentes.

“Hacemos capacitaciones constantemente a todos los empleados y estamos formando una brigada de emergencias que se encargará del ataque al fuego, en la hipotética situación de un incendio”, concluyó Butkus.