San Luis recibió a veterinarios del país y la región que se formaron en biotecnología reproductiva

El curso organizado por la Universidad Católica de Cuyo (UCCuyo), en conjunto con el Ministerio de Producción, tuvo su modalidad práctica en las instalaciones de Sol Puntano. Participaron profesionales de Santiago de Chile, Entre Ríos, Mendoza, La Pampa, Buenos Aires, Chaco, Córdoba, Santiago del Estero y San Luis.

“Es una iniciativa que nació a principios de este año -en marzo comenzó la instancia virtual- y hoy cerramos con la parte práctica. Desde la universidad le dimos el formato general en cuanto a la parte reproductiva relacionada a las biotecnologías. Lo interesante es que participan colegas que han venido desde otras provincias y países, lo cual valoramos y celebramos. Queremos llevar a los productores de nuestra provincia estos conocimientos y que entren en este proceso de formación”, manifestó José La Malfa, decano de la Facultad de Veterinaria de la UCCuyo.

La instancia práctica del curso tuvo lugar este viernes en el módulo genético de Sol Puntano y continuará el sábado con más contenidos vinculados a la biotecnología reproductiva en caprinos y ovinos. “Es una actividad relacionada a la revisión de machos y hembras, y a la extracción de semen de los machos para, posteriormente, someterlas a un proceso de evaluación, clasificación e inseminación”, puntualizó La Malfa.

Esta parte práctica estuvo a cargo de Javier Confalonieri, médico veterinario y magíster en reproducción animal, quien expresó: “Comenzamos con las prácticas presenciales para tomar contacto con los animales y que los colegas se capaciten para poder multiplicar estas técnicas en la distintas provincias del país, por la importancia que está tomando la actividad, tanto ovina como caprina”.

LEÉR MÁS  Bomberos y brigadistas se capacitaron sobre el uso de medios aéreos en el combate de incendios

Y elogió: “Sol Puntano tiene muy buenas instalaciones y creo que sería un buen lugar de desarrollo para multiplicación de genética y de acá llegar a más productores, ya sea tanto con semen como con embriones, o con hembras y machos de calidad para poder multiplicar las majadas e ir incorporando las majadas criollas que hay en la zona”.

Desde Santiago de Chile, Nicolás Moraga celebró el encuentro en San Luis y destacó la necesidad de incorporar nuevos conocimientos: “Este curso lo vimos por internet. Yo trabajo con un productor de ovejas texel (nombre de la raza), así que esta participación nace con la necesidad de buscar un buen lugar, un buen aprendizaje para trabajar en la reproducción de ovinos que es media baja en Chile”.

Y continuó: “Es la primera vez que vengo a San Luis, la segunda que salgo del país, así que juntarse con personas que ven esta parte de la reproducción ovina o la crianza ovina como algo profesional es gratificante. Dan ganas de seguir perfeccionándose”.

LEÉR MÁS  La ansiada construcción de la escuela en el barrio 272 de Merlo avanza a buen ritmo

Por su parte, Germán Short, viajó más de 950 km, desde San José de Feliciano, provincia de Entre Ríos, para participar del curso. “Es muy lindo, muy interesante, nos va a favorecer muchísimo. Yo tengo una cabaña de cabras en el norte entrerriano así que el aporte de estas biotecnologías es sumamente importante para nosotros, y para dar a conocer que es posible mejorar los rodeos caprinos y ovinos en todo el país”, remarcó.

Finalmente, con tonada puntana, Jonathan Moyano, médico veterinario y profesor en la Escuela Agrotécnica Nº 32 “Juan Pascual Pringles”, ubicada en el paraje San Miguel, entre Quines y Candelaria, subrayó que es importante estar en actualización permanente con las biotecnologías, motivo por el cual se anotó en este curso que se desarrolló en el módulo genético de Sol Puntano.

Como parte de la actividad también participaron funcionarios del Programa Producción Agropecuaria y Arraigo Rural de la cartera productiva, y representantes de la empresa Inge Ray, una firma que se decida a la comercialización de insumos para la tecnología de reproducción en animales.