Tras la derrota del sábado frente a Talleres de Córdoba, que dejó a River casi sin chances de pelear el título de la Liga Profesional (quedó a nueve puntos del líder Atlético Tucumán restando 18 en disputa), el técnico Marcelo Gallardo hará nuevamente cambios en el equipo que jugará los cuartos de final de la Copa Argentina ante Patronato de Paraná el miércoles desde las 19 en La Rioja.

Además de los regresos de Enzo Pérez por Bruno Zuculini y Andrés Herrera por Héctor David Martínez, Gallardo analizará un par de modificaciones tácticas en la zona de volantes y en la ofensiva. El colombiano Juan Fernando Quintero y el centrodelantero Lucas Beltrán podrían ser parte del equipo titular tras los bajos rendimientos tanto de Miguel Borja como Santiago Simón, que además tiene un esguince de tobillo.

Por su parte, el defensor central Emanuel Mammana, que tiene una molestia en el aductor derecho, será probado y, en caso de no llegar, le dejará su lugar a Jonatan Maidana o Héctor Martínez. Así, un posible equipo para enfrentar a Patronato sería con Centurión; Herrera, Mammana o Maidana o Martínez, Pinola, Casco; Enzo Pérez, Palavecino, Barco, Quintero; Solari y Beltrán.

De este modo, Gallardo mantendrá la tendencia de las variantes permanentes de un partido a otro. En los 25 partidos que ha jugado en lo que va del semestre, nunca repitió una formación inicial en dos partidos consecutivos. Pero además de esa inestabilidad en el armado, River no pudo ganar tres partidos seguidos y la Liga Profesional quedó como un objetivo lejano tras perder con Talleres.

Ahora, buscará el objetivo de la Copa Argentina para sostener el promedio de al menos un título por temporada desde que está Gallardo y poder lograr una plaza de la Copa Libertadores 2023. En caso de que no consiga ganar esa competencia, deberá sumar puntos en la tabla anual para asegurar su clasificación al máximo torneo internacional. Actualmente lo consigue con 61 unidades, pero se encuentra amenazado por Estudiantes y Huracán, que suman 55.