El «dólar soja» le permitió al Banco Central embolsar casi 5000 millones de dólares de reservas que ahora Economía intentará preservar. Le apuntan a las cautelares.

El ministro de Economía, Sergio Massa, dará a conocer este lunes un programa de administración de comercio exterior para que las divisas que ingresaron durante la vigencia del «dólar soja» sean destinadas a la producción nacional. Se reemplazará el Sistema Integral de Monitoreo Importaciones (SIMI) por otro esquema donde cada importador tendrá una cuenta corriente para cursar el despacho con fecha prevista de pago de los dólares necesarios para concretar la operación. De este modo, el gobierno busca dar respuesta a un pedido de la Unión Industrial Argentina y al mismo tiempo lograr que se caigan unas 3500 cautelares que están pendientes de resolución.

El Programa de Incremento Exportador o «dólar soja» incentivó la liquidación de 8.123 millones de dólares de ese grano y derivados en septiembre -un mes en el que las exportaciones del agro históricamente son un tercio de ese valor- de los cuales 7.646 millones de dólares ya entraron al mercado cambiario y, el resto, ingresará hasta el martes.

El Banco Central embolsó 4.968 millones de dólares (64 por ciento del total ingresado a través del Programa) y culminó el mes con un nivel de reservas de 37.621 millones de dólares, unos 890 millones de dólares más que a principios de mes, ya que hubo que pagar un vencimiento de 2.600 millones de dólares al FMI. Ese último monto se recuperará en los próximos días cuando ingresen alrededor de 3.900 millones de dólares, una vez que el Directorio del FMI dé el visto bueno a la segunda revisión técnica del acuerdo.

El ministro de Economía, Sergio Massa, dijo el viernes que «tenemos que cuidar cada dólar que entró». En razón de ello, agregó, que este lunes serán comunicada «una serie de medidas para incrementar el volumen de exportaciones; y un nuevo sistema para que aquellos que hicieron trampa y consiguieron que jueces habiliten importaciones vean caído ese beneficio».

«Vamos a anunciar medidas para que caigan esas cautelares por las que algunos vivos consiguieron dólares para importar cosas que la Argentina no necesita», subrayó Massa durante la conferencia de prensa que ofreció en el Palacio de Hacienda. Lo que sostienen cerca del ministro es que los reclamos quedarían abstractos por haber sido hechos sobre un sistema que ya no tendrá vigencia.

También se está evaluando cambios en el régimen de licencias automáticas. Lo que se haría es exigirle licencias no automáticas a una serie de productos no esenciales, en su mayoría bienes finales. El objetivo es priorizar los dólares para el sector productivo. No obstante, en el gobierno remarcan que no buscan aumentar el control sobre las importaciones sino ordenar el sistema.

Dólar tecno

Este lunes también se anunciará un “dólar técno” que operará como un incentivo para el sector de los servicios básicos del conocimiento. Las firmas del sector podrían disponer libremente, de forma trimestral, del 30 por ciento del aumento de sus exportaciones respecto de 2021 y a ese porcentaje se podría sumar un 20 por ciento adicional si radican nuevos negocios en el país. El objetivo es que ayude a seguir incrementando el stock de reservas.

«Estamos construyendo una política integral para motorizar el crecimiento estratégico de la Argentina a partir de la economía del conocimiento, una actividad cada vez más federal y transversal a toda la cadena productiva. Con las nuevas herramientas otorgadas a las empresas generamos ventajas que alientan la creación de empleo, promueven las exportaciones y estimula la formación y capacitación de nuevos talentos», destacó Sujarchuk.

Las exportaciones de los Servicios Basados en el Conocimiento (SBC), alcanzaron, en el segundo trimestre de 2022, 2.060 millones de dólares, lo cual representa un 22,6 por ciento más que en el mismo período de 2021 y un 19,2 por ciento comparado con 2019.

¿Dólar Qatar?

El Banco Central informó el viernes que entre enero y agosto la cuenta servicios registró un déficit acumulado de 7119 millones de dólares, lo que representa un incremento del 288 por ciento respecto a igual período del año pasado. El mayor impacto provino del rubro “Viajes, pasajes y otros pagos con tarjeta” que solo en agosto demandó 795 millones. A raíz de esta situación, el gobierno viene evaluando desde hace varias semanas elevar el costo del dólar tarjeta, o dólar Qatar, como se lo conoce a raíz de quienes viajarán a apoyar a la selección al próximo mundial de fútbol en ese país.

Más allá de los rumores, en el gobierno sostienen que todavía no hay nada definido sobre este punto. Lo que no quieren es que una suba del dólar tarjeta termine provocando un incremento de los dólares financieros. Además, desconfían del impacto real que puede llegar a tener esa suba porque la inmensa mayoría de los que viajarán al mundial ya pagaron los pasajes y la estadía, sobre todo luego de que empezaron los rumores de suba de este dólar hace ya varias semanas.